América Móvil y la preponderancia [FW Opinión]

América Móvil y la preponderancia [FW Opinión]

América Móvil cumplirá en marzo un año como Agente Económico Preponderante en México, figura que lo obliga a acatar reglas especiales que buscan “equilibrar” la cancha y eliminar barreras competitivas.

En el 2014, Telcel y Telmex fueron declaradas como parte del agente económico preponderante (AEP) en telecomunicaciones, por lo que el regulador mexicano les impuso regulación asimétrica dirigida principalmente a sus servicios móviles y los de voz por plataformas alámbricas e inalámbricas. Al llegar a la marca del primer año del régimen de preponderancia vale la pena hacer preguntas sobre qué áreas priorizó esta política regulatoria y qué factores del 2015 se presentan como costos y oportunidades para América Móvil.

Los reportes financieros de dicho año muestran una reducción de los ingresos de voz en términos generales. Esta tendencia está influenciada por la obligación de no cobrar roaming a sus usuarios, así como la “tasa cero” de interconexión, es decir, AMX no puede cobrar a sus competidores por las llamadas que terminen dentro de su red, dándole más incentivos –por ejemplo- a un suscriptor de Telefónica Movistar para llamar a una línea de Telcel.

En esta gráfica se presenta el desempeño de los servicios de voz y datos por trimestre. El análisis completo puede consultarse en Telconomia.

Los ingresos de voz se contrajeron a lo largo del año y los datos tuvieron un comportamiento distinto. Los datos móviles fueron el segmento que acumuló más ingresos por ventas acumuladas en el 2014, pero se observa una ligera desaceleración entre el tercer y cuarto trimestre. En cambio, los datos fijos vieron un incremento en ingresos a lo largo del 2014.

Los resultados nos ofrecen la noción de que el primer año de preponderancia para AMX tuvo un efecto más palpable en el segmento móvil y en los servicios de voz en general. En el 2015 entraron en vigor disposiciones adicionales centradas en la telefonía, como la eliminación de cargos por larga distancia nacional y la portabilidad numérica en plazos de 24 horas o menos.

Factores del 2015

La base de clientes de América Móvil en México está integrada principalmente por clientes de servicio inalámbrico, en donde el grupo de prepago es el más numeroso. A diferencia de otros países latinoamericanos, en México su título de concesión le prohíbe dar servicios de video. La empresa reporta que entre el cuarto trimestre del 2013 y el del 2014 se redujo el número de líneas de 64.1 a 61.5 millones, mientras que el total de líneas de prepago aumentó de 9.3 a 9.9 millones en este mismo periodo.

En el 2015, ninguna compañía telefónica podrá hacer cargos de larga distancia nacional a los usuarios y a partir de febrero el plazo efectivo de la portabilidad será de 24 horas o menos. Se espera que esta última medida junto con la “tasa cero” de interconexión permitan que los clientes de AMX interesados en cambiar de proveedor lo hagan sin enfrentar prácticas anticompetitivas o el denominado “efecto club”, término con el que se describe el fenómeno en el que los clientes prefieren mantenerse dentro de la red más grande porque los costos para llamar dentro de la red son menores a comunicarse con líneas de otras compañías.

América Móvil tiene una alternativa para salir del régimen de preponderancia: proponer un plan para reducir su participación nacional en el sector de telecomunicaciones, lo que puede incluir separar activos de la empresa. Aunque la eliminación de reglas asimétricas estaría sujeta a una investigación de poder sustancial de mercado (dominancia), abandonar la figura de AEP sería una puerta para cambiar su título de concesión y el impedimento a entrar al mercado del video restringido.

Los informes trimestrales de la empresa dan cuenta de que se contempla desincorporar al menos un segmento de las torres para servicio celular y que queden a disponibilidad del mercado. Así mismo, América Móvil contempla un plan para traspasar activos a otro competidor.

La hipótesis sobre un portafolio de activos atractivo para un competidor (o nuevo entrante) estará a prueba en el 2015, pues este año América Móvil también verá la continuación de reglas asimétricas para compartir infraestructura y capacidad con sus competidores (por ejemplo, para dar servicio de roaming, o tener acceso a la red local), AT&T podría expandir sus operaciones al mercado fijo y el regulador mexicano licitará 60 MHz de espectro en 1.7 GHz, que es la banda por la que Telcel, Telefónica Movistar y Nextel han desplegado sus ofertas de LTE. Ante la expansión de la demanda de datos móviles y la posibilidad de que más operadores móviles virtuales aparezcan en México, la asignación de espectro puede ser atractiva para los operadores actuales.

Para América Móvil, la expansión de los servicios de datos representarán una fuente de ingresos en México, pero mientras la ley no se modifique mantendrá un incentivo para desincorporar o traspasar sus activos para salir más rápido del régimen de preponderancia.