WikiLeaks reporta que la investigación de Natalio Nisman era dirigida desde EE.UU.

WikiLeaks reporta que la investigación de Natalio Nisman era dirigida desde EE.UU.

Según los cables publicados, el FBI daba el visto bueno a los avances de la investigación del exfiscal.

En 2010, WikiLeaks publicó un cable proveniente desde Argentina que indicaba que el fiscal Natalio Alberto Nisman visitaba con frecuencia la embajada de Estados Unidos buscando orientación para guiar su investigación sobre el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, que se llevó la vida de 85 personas. Hoy, el diario Página/12 reflotó ese expediente perdido en el tiempo, y apuntó que el fiscal trasandino dejaba los libros de los proyectos de medidas en la causa en el edificio norteamericano, donde eran rechazados, aprobados u objetados por los norteamericanos.

Las intervenciones en la investigación llegaron incluso hasta febrero de 2011, mes en el que enviaron a Nisman a concentrarse en los iraníes, dejando de lado a los sirios involucrados y objetando todo lo que no inculpara a Irán. Según el cable, los norteamericanos habrían dicho que “No hay que orientarse a la pista siria ni a la conexión local. Seguir esas pistas podría debilitar el caso internacional en contra de los acusados iraníes”, apunta hoy el diario argentino.

Por otro lado, se señala que Nisman habría ido al edificio estadounidense también con el fin de pedir disculpas por no avisar sobre sus decisiones a los diplomáticos, lo que derivó en un disgusto generalizado en el FBI. En específico, se habla de la solicitud de procesamiento del exsenador Carlos Menem, Juan José Galeano (ex juez federal), Hugo Anzorreguy (exjefe de la SIDE), Jorge Palacios (excomisario) y Rubén Beraja (exjefe de la DAIA), entre otros. El cable dice al respecto:

“Nisman nuevamente se disculpó y se ofreció a sentarse con el Embajador (Earl Anthony Wayne) para discutir los próximos pasos. (…) Los detalles de los cargos criminales contra Menem y los otros sospechosos fueron una sorpresa (…) que hasta ahora tenía una relación excelente y fluida con Nisman”.

Página/12 publica hoy además que la información entregada a Nisman podría haber sido falsa, inculpando así indirectamente a Antonio Stiuso (también llamado “Jaime” como nombre clave), exintegrante del Servicio de Inteligencia Argentino (SI). Santiago O’Donnell, autor del libro Argenleaks, que trata justamente sobre filtraciones de WikiLeaks que involucran al país sudamericano, indicó en su momento que “toda la información que recibe (Nisman) se la da Stiuso. También lo reconoció en otros lados. Me dijo que toda la información se la pasaba Stiuso porque era el que tenía contacto con los servicios secretos de Estados Unidos y de Israel. (…) Decía que Stiuso le traía la información en crudo y él veía lo que podía corroborar para convertirlo en prueba”.

El fiscal Nisman fue encontrado muerto el lunes en su departamento de Buenos Aires, día en el que iba a presentar su investigación en el Congreso Nacional, con el fin de inculpar a la presidenta argentina Cristina Fernández, y a varios colaboradores, como encubridores de los iraníes acusados de participar en el ya mencionado atentado a la AMIA.