Sistema operativo Tizen demuestra ser muy ligero y veloz en equipos de gama baja

Sistema operativo Tizen demuestra ser muy ligero y veloz en equipos de gama baja

El modelo Samsung Z1 se aleja del pobre rendimiento que muestran otros equipos económicos.

Durante el fin de semana, muchos tuvieron la oportunidad de probar el nuevo smartphone gama baja Samsung Z1, el que se anotó como el primero de la compañía en utilizar sistema operativo Tizen. Y para sorpresa de algunos, la plataforma se ejecuta con gran fluidez sobre prestaciones de hardware algo humildes, superando incluso a móviles con Android en el mismo rango de precios (USD$91).

Según diversas pruebas de experiencia de uso, la interfaz de usuario se mueve sin cuelgues ni pequeños congelamientos, mientras que aplicaciones como la navegación web también cargan con rapidez y el dispositivo en general no funciona como si fuera de gama baja, pese a su “pasado de moda” procesador doble núcleo corriendo a 1,2GHz y 768MB de memoria RAM.

Si bien Samsung ha optado por Android como sistema operativo para la gran mayoría de sus terminales, con Tizen han logrado desarrollar un sistema operativo que en colaboración con Intel, Huawei y otras compañías del rubro tecnológico, pueda competir y reemplazar en un futuro a la alternativa de Google, considerando que Tizen puede ejecutar aplicaciones de Android y además está apuntado para funcionar en una gran gama de gadgets como relojes inteligentes, smart TVs y computación vestible en general.