Kaspersky llama a tomar conciencia sobre el ransomware

Kaspersky llama a tomar conciencia sobre el ransomware

La empresa de seguridad identifica a Latinoamérica como la principal víctima de los más de 200.000 tipos de ransomware que existen.

Es más que sabido que los correos electrónicos que a veces nos llegan, tanto en español como en otros idiomas, pueden ser portadores de distintos malware que a veces terminan por arruinar nuestros computadores, e incluso nuestras vidas. Dentro de esa enorme cantidad de infecciones, se encuentra el ransomware, que es una modalidad que los hackers han ideado para obtener réditos económicos secuestrando nuestros archivos personales, e  incluso han llegado a aceptar Bitcoins por devolvernos el acceso a ellos.

Es por esta razón que Roberto Martinez, de Kaspersky Lab, hizo un llamado por medio del blog del grupo de seguridad a informarse al respecto y a educar a los que nos rodean y ocupan nuestros equipos; puso especial énfasis en la comunidad latinoamericana, que es donde más se dan los casos de descarga del archivo Trojan-Ransom.Win32.Onion, identificado por la entidad como el principal responsable de estas infecciones.

“Es importante ser muy cuidadoso con los archivos anexos o links en correos electrónicos o redes sociales ya sea que provengan de fuentes conocidas o desconocidas. También es importante ser precavido con los sitios web que se visitan, los dispositivos de almacenamiento externo que se insertan en los equipos o los programas que se instalan”, señala Martínez. “También es muy recomendable hacer respaldos periódicos de la información crítica, así como mantener los sistemas actualizados con los parches más recientes de seguridad”, agregó.

Dentro de los países latinos donde más se repiten estos casos, se encuentran Paraguay, Chile, Bolivia, Ecuador y Costa Rica, territorios en los que incluso no se habla inglés, pero que igualmente descargan y ejecutan archivos desde mensajes maliciosos enviados en este idioma. Por este motivo, es esencial que los usuarios, y aquellas personas que ocupan nuestros dispositivos, tomen conciencia acerca de lo peligroso que una acción tan simple como bajar un fichero ZIP puede ser, tanto para nuestra privacidad como para nuestros equipos.