Hotline Miami 2 es baneado en Australia

Hotline Miami 2 es baneado en Australia

¿Los motivos? Demasiada violencia. Y muy explícita.

El organismo regulador de videojuegos en Australia decidió no darle clasificación a Hotline Miami 2: Wrong Number y esto significa que el juego no será comercializado en aquel país. Al menos no por ahora.

El problema está, entre otras cosas, en algunas escenas de violencia sexual dentro del juego. Específicamente, esto es lo que cita el organismo en su sitio oficial:

[El juego] recrea, expresa o de alguna manera trata con temas de sexo, uso de drogas o adicción a ellas, crimen, crueldad, violencia o situaciones aberrantes que ofenden los estándares de moralidad, decencia y decoro que son generalmente aceptadas por adultos razonables, al punto de que no debieran ser clasificadas.

Así la situación, Devolver Digital y Dennaton Games liberaron un comunicado al respecto en la que dicen que no hay intenciones de apelar a la sanción, defendiendo la libertad creativa de quienes están detrás del juego.

Para aclarar cualquier confusión, la escena de apertura del juego que fue presentada por primera vez en junio de 2013 no ha sido cambiada. Queremos aclara también que a los jugadores se les da la opción al comienzo del juego de ver o evitar el contenido que alude a violencia sexual.

[…] En respuesta al reporte mismo, estamos preocupados y decepcionados que un consejo de profesionales cuya tarea es evaluar y juzgar los juegos de manera justa y honesta estire los hechos a tal grado y entreguen un repote que describe acciones específicas de forcejeo que no están presentes en la secuencia en cuestión y que retratan de forma incorrecta lo que les fue entregado a ellos para revisión.

La escena en discordia es la que se ve en el video de más abajo; claramente hay una importante advertencia antes de iniciar el juego donde se puede elegir ver o no ver las partes más explícitas, donde en este caso lo más notorio es el trasero de un personaje.

Lo cierto es que si bien las escenas violentas son claras y no queda mucho espacio para la imaginación, también se debe considerar que se trata de pixeles en 2D. Aunque claro, en Australia la escala de valoración es otra.