Científicos crean bacterias que no pueden escapar del laboratorio

Científicos crean bacterias que no pueden escapar del laboratorio

Los investigadores consiguieron una técnica para evitar la propagación no controlada de microorganismos modificados genéticamente.

Un equipo de genetistas consiguió modificar cepas de bacterias Escherichia Coli para depender del consumo de un aminoácido específico, esto como una manera de evitar la propagación no controlada de este tipo de microorganismos en los laboratorios de investigación.

La biocontención es uno de los problemas que más preocupan a los investigadores que trabajan con microbios, ya que la capacidad de reproducción en caso de un error en el manejo de los microorganismo podría desencadenar en su posible escape al medio ambiente.

La técnica presentada en dos artículos implica la dependencia en la dieta de las bacterias de un aminoácido no encontrado normalmente en la naturaleza. Las bacterias E. Coli usadas en la investigación crecieron y se reprodujeron de manera prolífica mientras tuvieron este aminoácido sintético presente.

Al momento de restringir el suplemento artificial, 100% de las bacterias murió a los 20 días.

Los equipos liderados por Farren Isaacs, biólogo de la Universidad de Yale, y George Church, de la Escuela de Medicina de Harvard, lograron encontrar secuencias en el código genético de las bacterias donde se podría incorporar el aminoácido sintético sin afectar las funciones generales del microorganismo.

“Establecer un ambiente seguro desde el primer momento permitirá un uso amplio y abierto de microorganismos manipulados genéticamente”, comentó Isaacs a la publicación Nature, donde se mostraron los artículos.

Las industrias como la farmacéutica se verán beneficiadas con este hito ya que podrán tener mayor libertad para investigar con bacterias generadoras de fármacos artificiales sin tener que preocuparse por la seguridad de sus laboratorios.