Xiaomi se encuentra con su primer problema internacional en India

Xiaomi se encuentra con su primer problema internacional en India

Las patentes de Ericsson hacen que las ventas de Xiaomi en India se paren en seco.

Existe un motivo claro por el que Xiaomi ni se vende en Europa ni en América: las patentes. Xiaomi es reconocida internacionalmente por ser una de las nuevas empresas que más rápido han crecido gracias a vender móviles y tablets con un buen diseño, buenas especificaciones y servicios asociados en la nube a un precio muy reducido.

Sus precios bajos son posibles porque usan tecnologías patentadas por otras empresas que en China no están registradas, tampoco nos olvidemos que Xiaomi gana muy poco por cada terminal vendido.

Hace unas semanas Xioami llegó a India con la venta de sus dispositivos, siendo uno de esos países que son un sueño húmero de cualquier empresa: millones de personas dispuestas a comprar tu smartphone. Y así ha sido, Xiaomi es muy famosa en toda Asia-Pacífico por sus ventajas frente a competidores locales e internacionales. Pero el juego se le acabó por ahora en India.

Ericsson demandó a Xiaomi en India ante una infracción de patentes en sus terminales, en concreto en tecnologías relacionadas con ARM, EDGE y 3G.

Cada fabricante que lanza un producto al mercado debe revisar que la tecnología usada no está patentada por otra empresa. Normalmente esto se suele solucionar con un pago entre fabricante y empresa que sostiene la patente. Por ejemplo, Microsoft hace millones todos los años gracias a patentes que Google usa en Android.

Bajo esta premisa, Ericsson ha logrado que la venta de terminales Xiaomi pare en este país, haciendo que uno de sus canales de distribución más grandes esté a la espera de un acuerdo entre Xiaomi y Ericsson.

Recordemos que Xiaomi ya es el tercer fabricante de smartphones en el mundo, un bloqueo como el causado en India puede afectar a sus ventas a nivel global.

¿Pagará Xiaomi a Ericsson para poder seguir vendiendo dispositivos en India? Si al final lo hace, esto podría abrir una pequeña esperanza de que la empresa China venda sus productos en más países.