Sony Pictures "entre la espada y la pared" para distribuir The Interview

Sony Pictures "entre la espada y la pared" para distribuir The Interview

Un giro en la trama: Anonymous se involucra y amenaza a Sony Pictures con liberar la película si la compañía no lo hace pronto.

Después de recibir un regaño por parte del presidente Obama, Sony Pictures está examinando las posibilidades de distribuir The Interview en línea. La mañana de este domingo 21, el New York Post señaló que la película sería difundida mediante Crackle –el servicio de streaming de Sony–, pero más tarde una vocera de la compañía desmintió que fuera en esa plataforma.

Michael Lynton, CEO de Sony Pictures, indicó que hay muchas opciones para distribuir el filme. El directivo afirmó que ya han contactado a varios servicios para la distribución digital, pero hasta el momento ninguno ha aceptado la oferta por temor a ser objetivos de nuevos ataques. Lynton declinó dar los nombres de las compañías que ya ha contactado, aunque BitTorrent ha alzado la mano para distribuirla por medio de Bundle.

Pero el drama no termina ahí. De acuerdo con Mashable, Anonymous habría subido a Pastebin un mensaje en el que se urge a Lynton a distribuir la película, con la amenaza de atacar a Sony Pictures si el filme no es liberado. También han publicado una serie de tweets en la que advierten a Sony que ellos distribuirán The Interview si la compañía no lo hace pronto. Desafortunadamente, la cuenta que lanzó los mensajes (@TheAnonMessage) ha sido suspendida.

Del otro lado, Guardians of Peace asegura que desistirán de filtrar información de Sony si la película nunca es estrenada, así sea en cines, en DVD, de forma digital o incluso mediante piratería. Además, exigen que Sony retire de la web inmediatamente "todo lo relacionado con la película, incluidos sus avances, así como la versión completa de cualquier sitio que la aloje."

La distribución digital es la postura oficial de la empresa y parece que seguirá por ese camino sin importar las consecuencias; sobre todo, ahora que el presidente Obama ha expresado su rotundo rechazo a la autocensura del filme. Esto está lejos de terminar.