Policía española detiene a dos administradores de sitios de descargas

Policía española detiene a dos administradores de sitios de descargas

Seriespepito.com y peliculaspepito.com son las páginas afectadas.

La Policía Española detuvo a administradores de un par de sitios web que permitían ver series y películas: seriespepito.com y peliculaspepito.com, ayer miércoles 3 de diciembre en Madrid y en Alicante.

Aunque para muchos, estos portales les serán completamente desconocidos -chistes aparte con los nombres-, según la Policía Nacional de España éstos obtenían beneficios anuales de 1.085.000€. Tales ganancias eran generadas gracias a la publicidad integrada en las webs y cuentas premium que permitían mejoras a la hora de descargar.

La denuncia de Egeda (una entidad gestora de derechos de productores audiovisuales) en Elche detonó las aprehensiones: se publicaron enlaces que permitían la descarga de la película Ocho apellidos vascos, uno de los éxitos más grandes del cine español en los últimos años.

¿Qué tan peligrosas eran estas webs para las gestoras de derechos? Según El País, que a su vez cita cifras de comScore, durante octubre seriespepito.com recibió cerca de 1,5 millones de visitas, mientras que peliculaspepito.com reportaba algo más de 990.000 usuarios únicos, de los cuales 70% llegaba desde Europa y 24,5% de Latinoamérica.

La medida es una acción relacionada con la Ley de Propiedad Intelectual que desde el 1 de enero será aun más restrictiva en España. El cierre de los sitios, por orden judicial, deja abierto un proceso legal que hasta el momento, en este país, siempre se ha desestimado pues este tipo de páginas contienen enlaces y no almacenan directamente los archivos.

Esto es exactamente lo que la Ley de Propiedad Intelectual pretende restringir: que el proceso de enlazar a un contenido marcado bajo copyright sea ilegal, lo cual acabaría con uno de los fundamentos de la web: enlazar.

Que los administradores de estos sitios lucraban con sus páginas parece una obviedad, sin embargo y de acuerdo con la ley, hoy por hoy enlazar no es un delito y ha sido demostrado con varias resoluciones judiciales. A partir del 1 de enero lo decidirá la justicia o quizá peor, el órgano creado por los ministerios y que tendrá poder de decisión a la hora de cerrar una web sin pasar antes por un juez.

Foto portada (cc) Keith Allison