Oculus VR revela por qué habría rechazado un acuerdo con Google, Microsoft o Sony

Oculus VR revela por qué habría rechazado un acuerdo con Google, Microsoft o Sony

Director general de la compañía explica por qué Facebook es su socio ideal.

Hasta ahora, nadie ha comprendido al cien por ciento por qué Oculus VR accedió ser comprada por Facebook. La pregunta no deja de estar ahí: ¿por qué una compañía de realidad virtual fue adquirida por una red social? ¿No quedaría mejor con una compañía de tecnología? Hoy, Brendan Iribe, director general de Oculus VR, respondió a estas preguntas.

El directivo relató que cuando estaban en busca de un socio, todo el tiempo pensaron que no querían cerrar un acuerdo con compañías como Sony o Microsoft pues, como éstas ya están casadas con una plataforma, el progreso de Oculus VR habría sido muy limitado. Oculus Rift debía ser una plataforma totalmente nueva.

El caso de Google era algo similar, pero había otro detalle por considerar: debido a que Google cuenta con tantos proyectos grandes, Iribe temía que Oculus VR se perdería en esa mezcla. Aunque Oculus llegó suficientemente lejos por su propia cuenta, dudaban que la ayuda que obtendrían del equipo líder de Google sería de valor.

Facebook surgió como la opción perfecta para Oculus VR, pues además de no presentar los problemas de las otras compañías, la tecnología de realidad virtual también tiene mucho potencial para convertirse en una plataforma realmente social. Esto es gracias a que Oculus Rift realmente te hace sentir como si estuvieras en el lugar que te muestra y, para Iribe, el siguiente paso es que tengas la misma sensación, pero al ver a otras personas a través del dispositivo.

Sí, Facebook terminó adquiriendo Oculus VR por USD $2,000 millones, pero la reacción del público general fue negativa en su mayoría, especialmente por la incertidumbre de si la red social limitaría esta tecnología de realidad virtual a propósitos menores como juegos de granjas y dulces. Ahora, las palabras de Iribe nos dan más seguridad, pero aún falta esperar al lanzamiento de la versión para consumidores de Oculus Rift y ver cómo se desarrolla su historia.