Multipantalla y OTT, tendencia 2014-2015

Multipantalla y OTT, tendencia 2014-2015

Las aplicaciones over-the-top (OTT) crecerán en 2015 en América Latina.

Entre las tendencias que caracterizarán el año 2014 y tendrán un desarrollo más profundo hacia el 2015 en América Latina es el uso de aplicaciones Over-The-Top (OTT) para el consumo de contenidos y las comunicaciones cotidianas.

Aunque el video sea quizás el “buque insignia” de las aplicaciones OTT,  poco a poco los usuarios van adoptando otras  que permiten sustituir llamadas telefónicas y SMS con llamadas sobre Internet, mensajes de audio y mensajería.

Una aplicación OTT, en términos muy sencillos, es aquella que permite distribuir contenido o servicios de comunicación sobre Internet. Algunos de los ejemplos más populares son Netflix, WhatsApp y Skype. Estas aplicaciones se ven beneficiadas directamente por la expansión de los dispositivos y las redes móviles, pero también por la disponibilidad de redes fijas e infraestructura de transporte.

Video

El consumo de video por Internet en el tercer trimestre del 2014 (3Q14) ha visto un aumento considerable desde dispositivos móviles, como tabletas y teléfonos inteligentes según el Índice Global de Consumo de Video de Ooyala, en el tercer trimestre del 2013 (3Q13) el 14% de todas las visualizaciones de contenidos de video provenía de estos dispositivos. Para el 3Q14, estas eran el 30%.

Este crecimiento no sólo se sustenta en servicios de suscripción como Netflix que para septiembre del 2014 contaba con 50.6 millones de suscriptores a nivel mundial, sino por eventos noticiosos y deportivos. Este elemento es relevante, pues estos eventos dejan de ser elementos que se consumen a través de medios convencionales para comentarse en sitios de redes sociales o en contenido creado posteriormente por los usuarios. Es decir, ahora estos eventos se están consumiendo a través de dispositivos móviles.

Ooyala menciona en esta edición de su índice que la Copa Mundial FIFA 2014, el US Open, el campeonato de Wembley y el Tour de France fueron alguno de los eventos deportivos más seguidos a través de video en línea. En el ámbito noticioso, el derribo del vuelo MH17 presuntamente por separatistas ucranianos pro-rusos en el que murieron 283 pasajeros y la intensificación del conflicto en Gaza fueron los que recibieron más seguimiento a través de video en línea.

Sin embargo, el consumo de video tiene diferencias por región. En América Latina la mayoría del tráfico ocurre a través de los smartphones, y mientras que en el resto del mundo los usuarios eligen cambiar a otro dispositivo para sus consumos de video nocturno, en nuestra región el teléfono inteligente es el preferido para consumir estos contenidos.

En América del Norte y en Asia-Pacífico, en cambio, los consumidores prefieren tabletas después de las 5 pm para consumir video, mientras que en Europa, África y Medio Oriente predomina la computadora de escritorio.

Para junio del 2014, cifras de comScore y eMarketer muestran que en Brasil, Colombia, Argentina, México y Chile, el alcance del video por Internet llega a 8 de cada 10 usuarios aproximadamente.

Una de las conclusiones de Ooyala es que los usuarios a nivel global buscan experiencias más simples, más personalizadas y con más opciones de contenido.

Mensajería y voz

Las aplicaciones OTT comúnmente se asocian con video por Internet, pero diariamente se convive con otros ejemplos como WhatsApp o Viber para sustituir mensajes cortos y llamadas locales o de larga distancia. Sin embargo, el uso diario de estas aplicaciones todavía no está difundido de manera generalizada. La ventaja de usar estas aplicaciones a través de un paquete de datos móviles o con el sustento de una red fija (Wi-Fi, por ejemplo) es que el usuario puede ahorrar tarifas de SMS y llamadas de larga distancia.

De acuerdo con el último reporte de movilidad de Ericsson (noviembre 2014), el promedio de uso diario de aplicaciones OTT a través de Smartphones va más avanzado en mensajería que en llamadas para Brasil, México y Argentina. México y Argentina registran un uso más extendido de aplicaciones de mensajería para sustituir los SMS, pero las llamadas telefónicas “tradicionales” siguen dominando sobre sus alternativas vía Internet.

De acuerdo con este reporte, hay 115% de penetración móvil en América Latina y el Caribe y 60% de los hogares tiene algún dispositivo para conectarse a Internet, sea una computadora, un Smartphone o una tableta.

Preferencia en aplicaciones OTT para mensajería y llamadas Brasil México Argentina
Mensajería por Internet

53%

62%

68%

SMS

47%

38%

32%

Llamadas OTT

21%

27%

11%

Llamada tradicional

79%

73%

89%

Estas proporciones deberán aumentar en el corto plazo con el aumento de penetración de teléfonos inteligentes en la población, así como redes 3G y 4G, pues a nivel regional se calcula que el 60% de las conexiones implican tecnologías de 2G únicamente.

Para observar en el 2015: smartphones, redes fijas y capacidad móvil

El avance de aplicaciones OTT dependerá del aumento de la penetración de teléfonos inteligentes, redes de última generación y el soporte de redes fijas.  América Latina tiene potencial para crecer en la parte móvil, y será importante que haya redes de transporte para soportar el tráfico inalámbrico con capacidad suficiente.

Según Ericsson, en noviembre del 2014 había 740 millones de suscripciones totales en América Latina, de las cuales 270 eran teléfonos inteligentes. Del total de las suscripciones, el 40% recibe servicio a través de redes 3G o 4G. El 2015 traerá, sin duda, un crecimiento relevante en la penetración de smartphones y servicios de redes de última generación.

Así, mientras que las OTT de voz y mensaje pueden tener un soporte adecuado en la capacidad de las redes celulares disponible, el consumo de video requiere del soporte de puntos de conexión fija para el consumo de contenidos. El mismo reporte de Ericsson muestra que en septiembre, en Estados Unidos, el 82% de los datos de video consumidos en YouTube fueron vía redes Wi-Fi para los usuarios de Android, y en Netflix este indicador fue del 72% para la misma base.

Al final de la ruta, la disponibilidad de más aplicaciones representa alternativas útiles para los usuarios en términos de comunicación y entretenimiento, pero no debe soslayarse el papel de las redes que las soportan y el avance de la penetración de redes de última generación y dispositivos que permitan aprovecharlas.