La ciudad de Oporto convierte sus autobuses y taxis en hotspots de WiFi

La ciudad de Oporto convierte sus autobuses y taxis en hotspots de WiFi

Además, el gobierno equipará a los contenedores de basura con sensores para optimizar los servicios de recolección de desechos.

Oporto, en Portugal, está equipando a 600 de sus autobuses y taxis con routers WiFi, con la intención de brindar acceso gratuito a Internet y obtener información para los encargados de planeación urbana.

La idea es crear una red móvil masiva basada en estos vehículos, de modo que decenas de miles de personas se conecten en lugar de usar la red de telefonía celular. Este proyecto es desarrollado por una startup llamada Veniam, surgida de la Universidad de Oporto, y daría servicio mensualmente a cerca de 70.000 mil personas.

Pero la red va más allá de proveer acceso a Internet; los vehículos también están equipados por sensores que alimentan de datos a los routers. Por ejemplo, los amortiguadores de los autobuses detectarán cuando caigan en un hoyo en la calle, y enviarán esa información al ayuntamiento para que considere reparar el pavimento.

Asimismo, los contenedores de basura también contarán con sensores que indicarán cuando estén llenos, para que las autoridades determinen por prioridad cuándo deben recoger la basura.

Este es un pequeño ejemplo de las ciudades inteligentes que vienen en boga: urbes donde los datos generados por los mismos usuarios ayudan al gobierno a tomar decisiones prácticas para el día a día (¡y con Internet gratis!). Por supuesto, aún está en fase de desarrollo –y con problemas de seguridad informática en ciernes– pero es un paso hacia una nueva manera de entender el lugar en el que vivimos.