Hatred vuelve a Greenlight y Gabe Newell ofrece disculpas por quitarlo

Hatred vuelve a Greenlight y Gabe Newell ofrece disculpas por quitarlo

El jefe de Valve reconoce que la situación no fue la ideal.

Hatred llegó a Steam Greenlight. Hatred fue quitado de Steam Greenlight. Hatred llegó (de nuevo) a Steam Greenlight.

El juego de Destructive Creations está otra vez arriba y expuesto a votación popular en la plataforma de Valve, luego de que la compañía reconociera como “un error” haberlo quitado. El tema fue reflotado por el propio Gabe Newell, tal y como se muestra en el sitio de Facebook de Destructive Creations:

Hola, Jaroslaw

Ayer escuché que estábamos quitando Hatred de Greenlight. Y como yo no estaba al corriente, pregunté internamente las razones de ello. Y resultó no ser una buena decisión por lo que hemos puesto Hatred de nuevo en la plataforma. Ofrezco disculpas a ti y a tu equipo. Steam está ahí para crear tanto herramientas para los creadores de contenido como para los usuarios.

¡Suerte con el juego!

Con esto, la controversia creada por el “caso Hatred” debería darse por cerrada. Y si bien las votaciones pueden ser favorables para el juego en la plataforma, nada asegura que finalmente se termine publicando y vendiendo como el resto de juegos.

Hatred no es un juego que me interese comprar, principalmente porque no me llama la atención su propuesta. Sin embargo, también pienso que en general la gente se estresa demasiado por este tipo de situaciones y reclama como si se le fuera la vida en ello. Si Hatred representa algo con lo que no se está de acuerdo, lo más efectivo es votar con la billetera.

Hay otras causas en el “mundo real” más complejas por las que alzar la voz es mucho más necesario. ¿Vale la pena entonces desgañitarse por un juego indie hecho desde el principio para crear controversia? Claramente, con eso lo único que se consigue es darle la razón a su creador.

Si el medio quiere “ser tomado en serio, crecer y madurar” para ponerse a la par de otros medios mucho más desarrollados (cine, cómics), entonces estas problemáticas tienen que parar. Y eso está lejos de suceder si cada vez que aparece un juego de tópico complejo se arma una bolsa de gatos.