Hacia más espectro para banda ancha móvil en México en 2015

Hacia más espectro para banda ancha móvil en México en 2015

Entre licitaciones y procesos de política pública, el 2015 será un año en el que el sector de las telecomunicaciones en México verá el aprovechamiento y despeje de espectro radioeléctrico útil para banda ancha móvil, aunque esto no será suficiente para catapultar al país a los primeros lugares de América Latina en cuanto a asignación de este recurso.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dio a conocer su programa de espectro por el que en 2015 llevará a cabo procesos licitatorios para asignar entre los operadores comerciales 60 MHz de espectro disponibles en la banda AWS, concretamente en los segmentos de 1710-1725/2110-2125 MHz y 1755-1770/2155-2170 MHz, así como porciones de la banda celular (800 MHz) disponibles entre los segmentos de 824-849 MHz y 869-894 MHz.

De esta manera, los operadores comerciales como Telcel, Telefónica Movistar, Iusacell (ahora con AT&T) y Nextel podrían aumentar su capacidad en la banda por medio de las cuales se han desplegado las ofertas de 4G LTE en el país. La banda de 800 MHz representaría la oportunidad de adquirir concesiones de espectro en bandas “bajas”, pero con un ancho de banda disponible menor.

Estas licitaciones también están sujetas a la modificación del tope de espectro de 80 MHz por operador por región que se estableció en las últimas licitaciones hace 5 años. La modificación de este tope determinará incentivos y obstáculos para las empresas y su participación en estos procesos.

De entrada, se espera que Iusacell-AT&T sea una de las firmas interesadas en el espectro AWS, ya que no tiene capacidad actualmente en esta banda de frecuencias, pero también Telefónica Movistar podría aprovechar las licitaciones para adquirir espectro en las regiones 1, 5 y 8, donde no tiene asignación en AWS, o bien, para complementar su capacidad en el resto de las regiones.

Una banda que no verá en 2015 un proceso licitatorio pero sí uno de planeación, será la de 2.5 GHz. Esto implicará la consulta de la segmentación de la banda, el monto de derechos que pagará su uso, entre otros y su proceso licitatorio concluiría en el tercer trimestre de 2016. Debe recordarse que en 2013 el Estado mexicano recuperó 130 MHz de esta banda, cuyo ancho es de 190 MHz. Además del potencial para lanzar ofertas de LTE para servicio móvil, esta banda se puede usar en ofertas “fijo-móvil” que complementen, por ejemplo, una oferta de servicios de televisión de paga satelital para complementar una oferta de doble o triple play.

Otros dos procesos relevantes para la asignación de más espectro para banda ancha móvil es la transición a la TDT para liberar los 90 MHz en la banda de 700 MHz y que serán usados para la habilitación de la red compartida mayorista que se llevará a cabo mediante un esquema de asociación público-privada y que arrendará su capacidad a los operadores. Este proceso, sin embargo, verá en 2015 pruebas y procesos de planeación más profundos, pero no una operación plena.

Esto derivará en que el proyecto de la red compartida mayorista tenga una de las bandas más atractivas para el despliegue de banda ancha móvil, pero deberá encontrar interesados en usar su capacidad para llegar no sólo a los mercados más competidos, sino a mercados más remotos en áreas suburbanas y rurales.

De acuerdo con la información del IFT, actualmente hay asignados 222.5 MHz a nivel nacional para servicios de banda ancha móvil y la asignación de los 60 MHz anunciados en AWS elevarían este indicador a 282.5 MHz en el 2015, por lo que México estaría aún rezagado en asignación de espectro para este servicio si se le compara con Perú (304 MHz), Argentina (370 MHz a raíz de las últimas subastas) Colombia (412.5 MHz), Chile (465 MHz) y Brasil (542 MHz), de acuerdo con las cifras de la asociación especializada 4G Américas.

El 2015 será un año relevante por el aumento de espectro asignado para Internet móvil en México, pero aún queda tarea por hacer para aprovechar otras frecuencias útiles que no han sido estandarizadas o “liberadas”, pero que serán útiles para soportar el aumento en la demanda y uso de datos móviles.