Esta es la postura oficial de Corea del Norte sobre el hack a Sony Pictures

Esta es la postura oficial de Corea del Norte sobre el hack a Sony Pictures

La nación continúa con las amenazas al gobierno de Barack Obama y se deslinda del grupo Guardians of Peace.

En una declaración oficial llena de comentarios ácidos hacia Estados Unidos, Corea del Norte hizo oficial su postura ante la situación que rodea el hackeo de Sony Pictures.

El gobierno liderado por Kim Jon-un acusa directamente al gobierno de Barack Obama de estar detrás de la filmación de la película The Interview y se deslinda de nuevo del ataque hacia la distribuidora:

La República Popular Democrática de Corea (RPDC) ya ha lanzado su contraataque más duro. Nada fue tan mal calculado como pensar que una simple productora de películas fuera el objetivo de nuestra respuesta. Nuestro objetivo son todas las ciudadelas de los imperialistas estadounidenses que se ganaron el rencor amargo de todos los coreanos.

El ejército y el pueblo de la RPDC están completamente listos para estar en confrontación con los EE.UU. en todos los espacios de guerra incluyendo la guerra cibernética para hacer estallar esas ciudadelas.

En uno de sus párrafos engrandece la labor del grupo de hackers Guardians of Peace, pero se asegura que no hay certeza de su paradero:

La Comisión de Defensa Nacional de la RPDC estima de gran manera la acción justa tomada por los guardianes de la paz a pesar de no tener conocimiento de su residencia.

Luchadores por la justicia, incluyendo “guardianes de la paz”, que han decidido tomar el recorrido sagrado de la cooperación en la lucha contra los EE.UU. para defender la justicia humana y la conciencia,y para desmembrar a los imperialistas estadounidenses, la causa fundamental de todo tipo de males y capos de la injusticia, son bayonetas afiladas no sólo en la parte continental de Estados Unidos, sino en todas las otras partes del mundo.

Corea del Norte siempre hace este tipo de amenazas que durante mucho tiempo se han mantenido como simples habladurías. Esta información podría no afectar en lo absoluto a Estados Unidos en la manera de desenvolverse diplomáticamente respecto al hack de Sony Pictures.