Destiny: The Dark Below [NB Labs]

Destiny: The Dark Below [NB Labs]

Frustración 1.5.

El primer DLC de Destiny se lanzó hace poco más de una semana con la promesa de expandir —justamente— la experiencia de juego pero por desgracia no cumple con las expectativas. The Dark Below se presenta como una expansión bastante ligera que por momentos pareciera no sentirse como un contenido descargable por el que valga la pena gastarse USD $20.00. Más que integrar elementos que den riqueza a Destiny pareciera que solamente “estira” sus dinámicas para hacernos pasar más tiempo dentro de su universo de manera tramposa. “Echarle más agua a los frijoles”, es una frase mexicana que encaja muy bien con lo que proyecta The Dark Below.

Campaña de pena

The Dark Below añade tres misiones de historia y un strike que siguen con el mismo tono que se mostró en el videojuego original. Vas de un punto A a un punto B matando lo que se te ponga enfrente hasta que te encuentras con los jefes de nivel, que dicho sea de paso, no representa ningún tipo de reto al mostrarse solamente como una gran esponja de balas.

Esta expansión era la oportunidad perfecta para que Bungie nos entregara una historia profunda y rica con elementos narrativos que nos hicieran identificarnos con los personajes de Destiny pero en vez de eso regala otro bocado de diálogos sin sentido con guarnición grande de monotonía.

Subir la montaña

Con The Dark Below se actualizó la economía para adquirir y elevar de nivel las armas. Por tanto, esto pegó directamente en la progresión de nivel de los personajes que dependen directamente de los materiales, ítems y armadura que tu guardián ostenta.

Originalmente, en Destiny podías subir hasta nivel 30 solamente con el equipamiento encontrado en el raid La Cámara de Cristal y con armadura del Iron Banner. Esto sin duda era un gran reto pero a final de cuentas no representaba una loza gigantesca como lo es ahora.

Para llevar al máximo nivel de 32 con The Dark Below necesitas equiparte de igual manera con armadura encontrada en el raid Crota’s End. Lo que no tiene sentido ahora es que los materiales para hacer upgrade que necesita tu equipamiento solo los puedes encontrar dentro de dicho evento. Y esto apesta.

En números, necesitas tres piezas de armadura de Crota’s End con al menos una pieza excepcional con capacidad de luz 36. Para cada pieza de armadura no excepcional necesitas 21 fragmentos radiantes que las hagan subir hasta 36 puntos de luz.

Si tomamos en cuenta que en cada raid semanal te pueden dar hasta 12 fragmentos radiantes, necesitas entrar al menos 6 veces al raid Crota’s End en un período de 6 semanas. Y esto en el caso de que no te den más que elementos radiantes.

Obviamente esta tarea se hace más fácil si tienes más de un personaje pero en definitiva no es de lo más satisfactoria en ningún caso.

Bungie necesita quitar la mecánica de los fragmentos radiantes sí o sí y traer de vuelta los fragmentos ascendentes como en las otras piezas de armadura.

¿Por qué me castigas?

Destiny castiga fuertemente a sus usuarios más dedicados. En caso de que quieras subir de nivel tus armas hasta 331 puntos de ataque deberás pagar 7,000 glimmer/lumen con Xur. Esto reseteará todo tu progreso y los materiales que habías integrado a tu arsenal desaparecerán en el olvido en cada arma específica.

¿Por qué no dejar el progreso y aumentar espacios de puntos de ataque como lo haría un desarrollador civilizado? Como establecí en los párrafos anteriores, estas medidas son para pasar más tiempo hueco dentro del juego.

Lo mejor de The Dark Below

Como en la versión original de Destiny, lo mejor de The Dark Below termina siendo el combate PvP y el raid.

Los tres nuevos mapas son de una manufactura excelsa. Cada combate termina siendo un deleite gracias al diseño de estos escenarios que apuestan por diferentes estilos de combate y estrategias. Es aquí donde Bungie deposita todo su expertise para entregarte horas de diversión sin tener que pensar en grinding y los fragmentos X.

Crota’s End entrega la misma satisfacción que la Cámara de Cristal. Es un evento muy bien diseñado y con mucho reto que necesitará de jugadores muy bien coordinados para terminarla.

The Dark Below se siente laxo. Falto de sustancia. Tres mapas multijugador y un raid no valen los USD $20 que cuesta esta expansión. Si fuera tú, yo me esperaría hasta el siguiente DLC, House of Wolves, para volver a Destiny.

¿Qué significa esto?

Este artículo fue realizado con una copia del DLC para Xbox One proporcionada por Activision. Requiere conexión obligatoria a internet.