La corta y difícil vida del Nexus 5

La corta y difícil vida del Nexus 5

Un terminal a un precio imbatible al que se lo han puesto muy difícil.

Ayer se daba la voz de alarma cuando se encontró que ya no había más stock de los Nexus 5 en Google Play. Google aclaró horas más tarde que el terminal estaría a la venta por lo menos hasta el primer trimestre de 2015.

Google no quiere admitirlo, pero la vida del Nexus 5 se acaba. Evidentemente no para los dispositivos que se han vendido, quizá tú tengas uno en la mano ahora mismo. Para ellos Google les seguirá dando amor en nuvas versiones de Android por lo menos durante los próximos dos años. Pero a lo que se refiere en nuevas ventas, el Nexus 5 está acabado.

Lanzamiento y problemas

El 31 de octubre de 2013 Google lanzó al mundo su nuevo smartphone de 5 pulgadas, el nuevo Nexus 5. Es un terminal simple, fabricado por LG y cuyo precio estaba muy por debajo de dispositivos de misma gama de otras marcas.

Google siguió pagando parte del coste del dispositivo desde su bolsillo. Solo algunas empresas de China han conseguido smartphones de gama alta por unos 350€ que es lo que cuesta un Nexus 5 actualmente.

La vida de Nexus 5 no ha sido fácil, ha tenido muchas quejas ante algunas fallas de su diseño, como la elección de materiales o una cámara que prometía una gran calidad y finalmente dejó bastante que desear contra dispositivos de características similares.

Pero es triste ver como no ha tenido una vida fácil. Es un buen dispositivo para la gran mayoría de personas que no pidan características específicas, a un excelente precio y aun así, Google ha sido incapaz de hacerlo famoso a excepción del círculo de entusiastas de la tecnología.

Evolución a Nexus 6

“Si la gente quiere pantallas grandes, lanzaremos terminales con pantallas grandes“. Solo puedo imaginarme las discusiones en Google sobre el futuro de la gama Nexus. En una época en la que aun eran dueños de Motorola, su ayuda en desarrollar el nuevo Nexus 6 es muy importante, ¿pero como interpretar su evolución?

Nexus 6 es mucho más grande. Es increíble lo que una pulgada de pantalla puede hacer.

La evolución a un terminal que ya se puede categorizar como phablet es una evolución marcada por lo que se está demandando: pantallas más grandes, mejores resoluciones y mejor vida de batería.

Tener una pantalla más grande no solo es bueno para ver mejor vídeo, también es importante para la evolución de las aplicaciones y la web móvil. Como bien apunta @somospostpc: mayor tamaño de pantalla, mayor consumo de publicidad.

 

Usamos cada vez más Internet y la web desde nuestros móviles. Pasamos tanto tiempo en ellos que necesitamos pantallas más grandes para ver más contenido. Esto se traduce en que hay que ganar más por estas visitas, con pantallas más grandes se podría mejorar la publicidad actual en estos dispositivos, sobre todo en los juegos y en aplicaciones.