Si Netflix llegase a España, lo tendría muy fácil

Si Netflix llegase a España, lo tendría muy fácil

Una supuesta llegada de Netflix a España estaría limitada por distribuidoras y una competencia bastante pobre.

Durante un evento de prensa en Madrid, Toshiba ha comentado que Netflix llegará en 2015 a España, una afirmación que ha levantado excesivas esperanzas y que ha sido desmentida por la empresa.

Llevamos escuchando afirmaciones de que Netflix llega a España desde hace años, algunas confirmadísimas por altos cargos de otras empresas que prometieron que el servicio número uno de streaming de series y películas llegaría “muy pronto”. Existen indicios, como la expansión por Europa durante este 2014 en la que han invertido bastante esfuerzo político para adaptarse a las complicadas leyes audiovisuales en cada país de Europa. Pero no tenemos ninguna confirmación y España no es precisamente uno de los mejores países para invertir en plataformas multimedia.

Si finalmente llega a España en 2015, 2016 o en 2025, arribará a un país donde el video bajo demanda no es un extraño, donde existe competencia directa, pero ninguna buena. Y esta es la duda, en un país donde el catálogo de películas en streaming es bastante pobre y con un alto nivel de descargas “ilegales”, ¿puede Netflix cambiar algo?

Tomemos el modelo de Spotify. Su llegada a España provocó que las descargas de música bajasen, pero no a un nivel donde no sea preocupante para las discográficas. Spotify ha ayudado como nadie a acabar con la piratería, pero no con toda. En cuanto a la competencia, existe, pero poca y aunque con mejor catálogo en este negocio el nombre y reputación lo es todo.

La competencia que se encontrará

Movistar Series de Telefónica, Wuaki.tv de Rakuten, Yomvi de Canal+ o Nubeox de A3media son algunos de los nombres más relevantes que existen en España en lo que al streaming se refiere. Todas tienen un catálogo bastante pobre y un precio que, aunque razonable, por ahora no creo que merezca la pena. Empezando porque las películas o bien son muy antiguas o es difícil encontrar algo decente que ver, pasando por una selección de series que proviene exclusivamente de canales asociados que también suelen emitir en directo vía estas plataformas.

¿Por qué los servicios de streaming en España no ofrecen el catálogo que la gente quiere? Simplemente porque no pueden.

Si por ellas fueran, todas tendrían los últimos estrenos en películas y series, pero están las productoras y distribuidoras que se interponen por unos altísimos precios de derechos de emisión. Este es el mayor problema del streaming en España y en cualquier país.

La gente espera que Netflix sea la panacea de las series y las películas por Internet, pero tan sólo hay que probar el servicio en otros países que no sean EE.UU. para darse cuenta de que dependiendo de donde estés, cambia demasiado.

Pero pese a un posible catálogo bastante pobre, o incluso algo mejor que la media, Netflix lo tiene muy fácil para triunfar en España. Simplemente basta su nombre y su fama para que muchas personas lo usen. No podemos olvidar que Netflix está empezando a apostar mucho por la producción propia con títulos como la excelente adaptación de House of Cards y la recién estrenada Marco Polo.