Apple contrata expertos en joyería y moda para el lanzamiento del Apple Watch

Apple contrata expertos en joyería y moda para el lanzamiento del Apple Watch

Los de Cupertino planean un cambio de imagen para sus tiendas.

Sin parafrasear, podemos decir que el nuevo Apple Watch llegará en primavera del año 2015, aunque Apple se ha tomado la molestia de seguir añadiendo características al reloj. No obstante, también las tiendas sufrirán un cambio tras su lanzamiento.

Según documentos internos a los que tuvo acceso 9to5Mac, la compañía de Cupertino se está preparando para darle un nuevo aspecto sus tiendas al contratar a expertos en joyería y moda, y darse el lujo de promocionar su reloj, cual accesorio de joyería. Angela Ahrendts, antigua CEO de Burberry, dirigirá el cambio de imagen en las tiendas de Apple.

Hemos hablado de los diferentes diseños del Apple Watch, mientras que la compañía aceptó que la personalización es una de las principales razones por las que el cliente se inclina por un dispositivo vestible, porque suelen hablar de la persona. Tal parece que Apple no sólo se refería a sus dispositivos, ya que así lograría acaparar la atención de sus compradores potenciales.

Es por eso que las opciones del reloj varían en dos tamaños y diferentes acabados, como acero inoxidable, o plata y oro en diferentes estilos; también seis bandas de colores diferentes como otra opción. Su precio partiría de los USD $350, siendo el más asequible e incrementándose en cientos de dólares.

De acuerdo con ello, la compañía sólo permitiría que el comprador eche un vistazo a los modelos más caros bajo supervisión, o conformarse con disfrutarlo a través de una vitrina, como hizo durante el evento de presentación. Así, quienes deseen probar cómo funciona el sistema operativo sólo podrían operar el reloj más barato, como cualquier iPhone o iPad en una tienda de Apple.

En realidad, este cambio a las tiendas significa que los de Cupertino se han dado cuenta que siempre han ofrecido productos por un precio muy elevado, pero que nunca se han tomado la molestia de preparar sus tiendas para ello, como cualquier joyería en el mundo.