Aaron Sorkin reclama a los medios que divulgaron el contenido del hackeo a Sony Pictures

Aaron Sorkin reclama a los medios que divulgaron el contenido del hackeo a Sony Pictures

El guionista estadounidense demerita el acercamiento de la prensa hacia la información obtenida de dicho ataque.

En una carta publicada en el New York Post, el cineasta Aaron Sorkin habló fuerte contra los medios que revelaron información contenida en el gran paquete de datos que el grupo de hackers Guardians of Peace obtuvo de Sony Pictures.

En el artículo publicado por Sorkin, el guionista de la próxima película acerca de Steve Jobs, critica duramente a la prensa que ha “hurgado” dentro de los datos obtenidos por dicho hackeo e incluso argumenta que esta información no es de interés público:

Entiendo que los medios de noticias usan rutinariamente información robada. Así es como obtuvimos los Papeles del Pentágono […] pero no hay nada en estos documentos que remotamente alcance el nivel de interés público que la información encontrada encontrada en los Papeles del Pentágono.

Además, Sorkin habla de las conversaciones que los ejecutivos de Sony tuvieron respecto a la película de Steve Jobs. Él destaca que lo mostrado en esas conversaciones es de poco impacto y que es más el daño creado por el sólo hecho de revelar la información lo que lo molesta.

Aaron finaliza la carta con un tono ácido donde incluso compara a los hackers de Guardians of Peace con los periodistas:

Sé que hay cosas jugosas en los correos electrónicos y sé que algunos de nosotros hemos sido insultados y sé que hay más por venir. La vida privada de nadie puede soportar totalmente el escrutinio público. Pero esto es mucho más grande que los sentimientos heridos y egos golpeados.

Si cierras los ojos, puedes imaginar a los hackers sentándose en una habitación, revisando los documentos para encontrar los que derramarán más sangre. Y en una habitación de al lado están los periodistas estadounidenses que hacen lo mismo. Tan demencial y criminal como lo es, al menos, los hackers lo están haciendo por una causa. La prensa lo está haciendo por una moneda.

Ha pasado menos de un mes desde la confirmación del ataque y las historias derivadas de este hecho parecen no tener fin.