[metroimage ids=”38-273864,38-273870,38-273873,38-273876,38-273881,38-273886,38-273891,38-273897,38-273904,38-273909,38-273913,38-273914,38-273916,38-273917,38-273918,38-273919,38-273920,38-273921,38-273926,38-273928,38-273933,38-273938,38-273940,38-273943,38-273944,38-273945,38-273946,38-273949″ imagesize=”large”]

Así es la web moderna bajo Firefox 1.0

En diez años, un navegador moderno ya no es capaz de visualizar prácticamente nada de la Internet actual.

Diez años son muchos años. En Internet es casi toda una vida. Por eso, aprovechando que Firefox ha cumplido una década de vida y que acaba de lanzar novedades, nos permitimos un ataque de nostalgia.

Firefox 1.0 representó muchas cosas para Internet. Muchísimos millones de personas jamás sabrán el bien que la Fundación Mozilla y este navegador ha hecho para que puedan ver de una forma correcta y moderna la web que visitan todos los días. Es la actualización, la continua actualización y apuesta por nuevas versiones de estándares web lo que ha hecho evolucionar la web como la conocemos.

Hemos instalado una máquina virtual, instalado Windows XP y descargado la primera versión de Firefox y hemos decidido visitar algunas de las webs más vistas hoy en día.

No hay duda que la web ha evolucionado mucho, y como ejemplo esta galería que muestra las páginas actuales desde Firefox 1.0 donde podemos comprobar como en una década, mucho ha cambiado. Ahora es imposible visualizar los sitios web de hoy desde un navegador antiguo que, en su momento, fue una gran innovación.

Como dato interesante pero irrelevante, el instalador comprimido de Firefox 1.0 pesaba 6,2 MB mientras que la última versión actual pesa 35 MB.

Foto portada (cc) Jenn