[metroimage ids=”38-173504,38-173505,38-173506,38-173507,38-173509,38-173510,38-173511,38-173512,38-173514,38-173515,38-173517,38-173519,38-173521,38-173523,38-173525,38-173527,38-173528,38-173530,38-173531,38-173532,38-173533,38-173535,38-173539,38-173540,38-173541,38-173542,38-173544,38-173546,38-173548,38-173549,38-173550,38-173551,38-173552,38-173553,38-173554,38-173556,38-173557,38-173558,38-173559,38-173560″ imagesize=”large”]

Sunset Overdrive [NB Labs]

Acción sin pretensión.

Plataforma: Xbox One
Desarrollador: Insomniac Games
Distribuidor: Microsoft

Desde el primer momento que tomas el mando en Sunset Overdrive te das cuenta que este no es un juego que siga fórmulas clásicas. Esta creación de Insomniac Games nos mira de frente, sin máscaras, y nos grita con todos sus elementos: Vas a pasar un rato divertido. Si no te han gustado videojuegos previos de Insomniac como Ratchet & Clank seguramente no vas a disfrutar en su totalidad Sunset Overdrive. Los creativos tomaron la irreverencia y el humor ácido de sus personajes para mezclarlo con un mundo abierto que luce hermoso y es totalmente disfrutable a la hora de explorar.

La historia no pretende entregarse con narrativas complejas ni mucho menos. Una compañía de bebidas enlatadas lanza un nuevo producto que convierte a todos los ciudadanos de Sunset Overdrive en mutantes llenos de melaza fosforecente que solo buscan acabar con lo que resta de la raza humana.

Sería un pecado no mencionar los elementos de juego que nos hacen recordar a clásicos como Jet Set Radio. Estos aspectos se añaden a un sistema de combate de disparos en perspectiva de tercera persona que funciona bastante bien a lo largo del juego.

No hay nunca un momento aburrido en Sunset Overdrive porque siempre tienes algo que hacer. Ya se trate de la mejora de tus armas, o una ventana emergente que te avisa que ya has subido de nivel una cierta habilidad pasiva. La pantalla está llena de color y de la información que te hacen sentir recompensado de manera constante.

Hago un paréntesis para hablar de la variedad de armas que encontrarás en este título. Osos de peluche con TNT, fuegos artificiales y hasta escopetas con forma de pene son ejemplos del arsenal que puedes encontrar en el juego. Estas armas se fusionan de manera perfecta con el humor representado en el juego y son reflejo, una vez más, de lo irreverente del estilo de Sunset Overdrive.

El sistema de progresión e incremento de las características de tu personaje está ligado a la búsqueda de amps y overdrives. Los amps son habilidades especiales que puedes equipar para aumentar en varios aspectos a tus personajes. Estas pueden ser conseguidas en misiones de la historia, misiones secundarias y también puedes intercambiarlas por coleccionables que te encuentras en tu camino. Por otro lado los overdrives son mejoras pasivas que otorgan diferentes efectos a tus armas y habilidades como conseguir puntos de estilo por dar un buen salto u obtener un porcentaje mayor de daño al utilizar un arma especial.

El apartado de puntos de estilo es un sistema un tanto complicado de explicar, pero en la práctica es bastante simple. Mientras saltas, rebotas, corres por los muros, disparas y eliminas a tus enemigos aumentarás progresivamente un contador que trabaja en etapas. En la primera etapa, un solo amp estará activo. En la segunda, se activarán dos. Y así de manera sucesiva hasta la quinta etapa. Para que se aumenten los puntos de estilo de tu contador necesitarás atacar a tus enemigos con una buena variedad de disparos, barridas y saltos.

Este sistema de combate promueve de manera perfecta el conocer toda la variedad de movimientos que puedes hacer al recompensar correctamente tu abanico de ataques. En caso contrario, si te la pasas en un solo punto utilizando un solo tipo de arma lo más seguro es que los enemigos logren abatir tu mediocre ofensiva y termines muerto.

Cabe destacar que el diseño de los escenarios está lo suficientemente bien logrados para que realices tus acrobacias y explosiones de la mejor manera. Aun así, por momentos la cámara pareciera no darse abasto con todo lo que sucede en pantalla y más de una vez te encontrarás dando vueltas a tu alrededor para buscar a los enemigos que falte eliminar.

El diseño de arte y los elementos técnicos son notables. Esto se traslada al divertido modo multiplayer. Podríamos definir a esta modalidad como un cooperativo-competitivo de ocho jugadores en donde varios objetivos deberán ser alcanzados de manera muy similar a la campaña de un solo jugador. Al final una especie de modo horda llamado Night Defense determinará al ganador de la noche.

Demasiados juegos de mundo abierto se quedan sin ideas cuando se trata de las misiones de historia, pero Sunset Overdrive tiene interesantes y —lo más importante— divertidas sorpresas en su mecánica a cada paso, para hacer una campaña verdaderamente agradable que va a tomarte alrededor de 8-9 horas, si además realizas un puñado de misiones secundarias.

Al final del día, Sunset Overdrive se siente como una experiencia bastante fresca que refleja acción apabullante en cada rincón de sus ambientes y escenarios. Los problemas de cámara pueden parecer un poco molestos de vez en cuando pero no llega a ser tan frustrante como en otros títulos del género. Sin muchas pretensiones, Sunset Overdrive se alza como la mejor exclusiva de Xbox One al momento.

¿Qué significa esto?