Samsung asegura producción en masa de pantallas flexibles para el año 2015

Samsung asegura producción en masa de pantallas flexibles para el año 2015

Para 2016, la surcoreana desea acaparar la atención en cuanto a producción de pantallas AMOLED y flexibles.

Poco a poco el concepto de las pantallas flexibles se va abriendo paso a la realidad, gracias a los fabricantes de equipos móviles de origen surcoreano que están apostando por esta tecnología. Mientras unos miran hacia los teléfonos modulares, las pantallas plegables podrían considerarse su más grande amenaza.

Samsung tiene algo entre manos para el año que viene, además de reducir la variedad de smartphones para el año 2015, también se asegurará de liderar el mercado de las pantallas flexibles y plegables para smartphones, al menos hasta finales del año siguiente. Así lo afirmó el vicepresidente del equipo estratégico de negocios, Lee Chan-hoon durante el foro inversionista de la compañía celebrado en Nueva York.

La cifra de producción deberá alcanzar la capacidad de 30 mil a 40 mil pantallas de este tipo, y para el año 2016 “no habrá compañía que tenga esta gran producción,” dijo Chan-hoon.

Tenemos la intención de ofrecer a los consumidores un producto que tenga una pantalla flexible para finales de año -presúntamente el 2014. Sin embargo, no hay nada decidido sobre el producto acabado.

Una calurosa acogida del Galaxy Note Edge y su pantalla curvada en el lateral derecho ha generado una chispa de luz, quizás el tipo de luz verde que esperaban, ya que actualmente la filial Samsung Display está expandiendo la producción de su línea A3, la cual produce la pantalla curva del modelo Edge.

Otro de sus objetivos está en reducir el costo de producción de las pantallas AMOLED para competir con los display LCD y atraer a más consumidores, puesto que ese tipo de pantallas son más caras, pero ellos dice “estar preparados para competir directamente con LCD.”

La similitud entre ambos radica en el precio, pero es sabida la mejor capacidad de las pantallas AMOLED. De esta forma, la surcoreana no sólo desea invertir en nueva tecnología, sino prepararse para hacer de este display un referente en el mercado.