Review Samsung Galaxy Note 4 [W Labs]

Analizamos el phablet que define el mercado de smartphones de gran tamaño.

Todo el mundo quiere grandes teléfonos, cuanto más grande mejor. Incluso grandes fabricantes que siempre dijeron no querer terminales grandes, ahora se abalanzan por pantallas de 5 pulgadas.

Hoy en día es muy complicado encontrar buenos móviles con pantalla de hace dos años. Hablo de ese tamaño mágico entre las 4 y las 5 pulgadas, un tamaño que sigo echando de menos. Tras unas semanas con un Note 4, puedo decir que en parte, estaba equivocado.

Este no es el primer Smartphone/phablet de gran tamaño que pruebo o uso durante una temporada, pero sin duda es uno de esos que te marcan tu opinión en grandes pantallas. Lo he disfrutado, me ha gustado y ahora, en su cuarta edición, empiezo a comprender porque algunas personas ven interesante el tener un lápiz digital en su móvil. Solo empiezo.

Note 4 no es un Smartphone, es una phablet que ha redefinido el estado actual del mundo móvil a pantallas más grandes, con mayor resolución, y sí, Samsung ha hecho un buen trabajo, dejándome sin recursos para evadir estas grandes pantallas.

Esta es la review del Galaxy Note 4 de una persona, que aun con manos grandes, aun le dan pánico las pantallas de más de 5 pulgadas.

Especificaciones

Modelo Samsung SM-N910F
Pantalla SuperAMOLED de 5.7 pulgadas @ 2560×1440 píxeles
Procesador Qualcomm Snapdragon 805 a 2,7GHz
GPU Adreno 420
RAM 3GB
Almacenamiento 32GB
Cámara principal 16MP / Vídeo [email protected]
Cámara frontal 3,7MP
Conectividad Wi-Fi 802.11ac MiMO, Wi-Fi Direct, NFC, Bluetooth 4.1, GPS, GLONASS
Sistema Operativo Android 4.4 KitKat
Redes 3G (2100, 1900, 850, 900). 4G (2100, 1900, 1800, 850, 2600, 900, 700, 800)
Sensores Acelerómetro, Barómetro, Fingerprint, Giroscopio, Geomagnético, Gestual, Hall, HR, Proximidad, RGB, Sensor UV
Batería 3220mAh
Tamaño 153.5 x 78.6 x 8.5 mm
Peso 176 gramos
Precio lanzamiento 479€

Diseño

Prácticamente el mismo diseño que en versiones anteriores. Samsung no ha desarrollado un lenguaje visual propio notable hasta el reciente Galaxy Alpha. Esto ha provocado que herede ciertas características, aunque no todo lo bueno de aquel modelo.

Sin duda el aluminio lateral es lo que le salva de categorizarlo como otro “diseño plasticoso de Samsung”. Este borde metálico logra diferenciarlo y hacerlo más vistoso, aunque acaba minimizado por su tapa trasera.

Si quieres un terminal al que le puedes cambiar la batería y esconder elementos como ranura para tarjetas microSD o SIM, necesitas una tapa que puedas quitar con facilidad. Es decir, plástico. Y es un problema que Samsung arrastra desde hace años. La parte trasera sigue siendo de plástico con un toque de falsa piel que, por suerte no incluye ese horrible detalle del falso bordado. No es horrible, pero sigue siendo una herencia anticuada que necesitan cambiar.

El detalle que no termina de convencer es que la cámara sobresalga de la parte trasera, un detalle que se está haciendo demasiado popular entre muchos otros fabricantes y que resta de estabilidad al Galaxy Note 4 en superficies planas.

Pequeños, pero buen detalle los botones en el borde metálico. Fáciles de presionar y no se notan sueltos como en ediciones de plástico. Un lápiz bien escondido que no cambia el aspecto de la parte trasera y unos bordes redondeados que, contrario a lo que me temía, le hacen un favor.

Algo que hace flaco favor a Note 4 es la mala calidad de su altavoz, parte problema de diseño ya que sigue estando en la parte trasera. Samsung debería replantearse el diseño global de estos grandes phablets al ser perfectas para disfrutar de vídeos. El sonido es primordial y en Note 4 noto una falta de detalle en calidad de audio que se hubiese mejorado muchísimo simplemente incluyendo altavoces frontales.

Galaxy Note 4 no tiene el mejor diseño en una phablet o smartphone, pero es un diseño decente respecto a lo que hemos visto en otros fabricantes con raras curvas de pantalla y materiales muy por debajo del estándar de un terminal de alta gama. Definitivamente el borde metálico le añade –y no puedo creer que esté escribiendo esto- clase y un aspecto de una gama más alta.

Cámara

No hay mejor forma de poner una cámara a prueba que con las fotos del día a día, no con situaciones exageradamente preparadas. Aquí prácticamente todas las cámaras montadas en móviles de gama media y gama alta son buenas, que pese algunas excepciones, cumplen muy buen su cometido. ¿Pero es una cámara excepcional?

Galaxy Note 4 monta una cámara con un sensor de 16 megapíxeles y con una gran cantidad de pequeñas mejoras mediante software que sin duda, hacen de ella una gran cámara. Quizá es la mejor noticia, que durante mi prueba no he tenido ninguna queja con el resultado de las fotos que he sacado y que sin duda acaban viéndose mejor en la misma pantalla del móvil, que en tu escritorio al 100%.

En condiciones normales de luz la cámara del Galaxy Note 4 hace su trabajo de forma espectacular. Es capaz de tomar buenas fotos con un buen control de contraste en su modo automático.

El enfoque automático no terminal de convencerme. Por mis pruebas no es tan rápido como en otros terminales como el LG G3 o iPhone 6 y aunque la diferencia no es como para tenerlo en cuenta, es un pequeño detalle que Samsung puede mejorar mediante actualización de software.

La cantidad de cosas que puedes hacer con la cámara del Galaxy Note 4. Samsung tiende a hacer todo más complicado añadiendo muchos modos extras de disparo. Por defecto tienes cuatro modos de cámara, tres desactivados y en la tienda de Samsung puedes descargar más. Dudo que sea necesario alguno más que el automático o manual, pero es una forma de vender y de diferenciar los móviles, aunque nunca acabes usándolos.

Puedes hacer muy buenas fotos, con gran cantidad de opciones como añadir filtros, mejorar tonos de piel o incluso hacerte selfies con más persona gracias a un nuevo modo panorámico. Incluso veo una gran mejora en la fotografía nocturna,  si bien no es un punto fuerte de ninguna cámara móvil, con este Note 4 es más que aceptable. Tan solo intenta mantenerte quieto. Muy quieto.

Pruebas de cámara

Nota: Las imágenes están subida a resolución original, puedes descargarlas y ver su calidad final.


Rendimiento

Hay algo que por mucho que sigamos conociendo y que por mucho que probemos no se me logra quitar de la cabeza, el famoso lag en Android. ¿Cómo es posible que un Smartphone tan rápido como este siga teniendo lag en movimientos y apertura de aplicaciones?

El rendimiento general del Note 4 es excepcional, no tengo queja más que el típico lag que te encuentras. Este terminal tiene uno de los procesadores más rápidos y una burrada de memoria RAM, con 3GB es capaz de mover tus aplicaciones sin problema. Por eso es terrible que aun, a estas alturas, dispositivos tan avanzados como este sigan teniendo ese pequeño pero permanente problema.

Con un procesador quad-core de 2.7GHz y 3 GB de memoria RAM, ahora mismo no hay aplicación con la que Note 4 no pueda. Literalmente es capaz de mover todo lo que le instales. Incluso cuando tienes muchas aplicaciones abiertas el rendimiento no decae.

Samsung sigue usando un lector de huellas en su botón de inicio que ya presentó en su Galaxy S5 y Galaxy Alpha. Por eso, teniendo la experiencia de otros terminales, es extraño que no mejorase ni un ápice su sensibilidad y que no permita agregar más de 3 huellas. Es absurdo, solo 3 huellas.

El lector de huellas de Samsung es malo, hace su trabajo para desbloquear la pantalla pero con muchos problemas. No hay vez que intente desbloquear Note 4 que no pase mal mi huella y este detalle te saca de tus casillas al tercer intento.

S-Pen es la gran apuesta de la gama Note de Samsung, un lápiz digital que una vez lo sacas, es capaz de mostrar un menú contextual para poder capturar la pantalla y anotar o crear una nota rápida en forma de post-it.

No soy ni de lejos la persona adecuada para usar estos lápices, nunca me han gustado, nunca los he necesitado. Pero una vez lo tienes son pocas las veces que de verdad lo necesitas. Está bien tenerlo y es en ocasiones una forma de tomar notas rápidas interesante. Incluso en las notas rápidas Samsung puede reconocer el texto que has escrito o números y convertirlos en una acción para llamar, mandar un mensaje o enviar un correo electrónico.

Lo que intento decir es simple, si Note 4 no tuviese este lápiz, no pasaría nada.

Batería

Crucial, con esta gran pantalla es la principal fuente de drenaje de la batería. En Note 4 en los detalles de la batería de Android encontramos como la pantalla es el principal elemento que consume batería, que por otra parte Samsung no ha querido sea de gran capacidad.

Pero hay elementos que compensan la batería y en este caso es el procesador. Qualcomm ha logrado en las dos últimas generaciones de chips Snapdragon 80x lograr que el consumo de energía del procesador sea mucho menor aun aumentando su velocidad. Esto es “mágia” de Qualcomm que está presente en prácticamente la mayoría de los smartphones del mundo.

Una característica que Samsung promociona bastante se la deben enteramente a Qualcomm, su sistema de carga de batería rápida. Con unos 30 minutos de carga puedes lograr un 50% de batería. Este sistema de carga es bastante interesante cuando tienes un cargador cerca, pero si te encuentras fuera, lejos de una toma de corriente y de un cable USB lo que pides es más carga.

Samsung introdujo en el Galaxy S5 un nuevo modo extremo de ahorro de batería que pone tu pantalla en monocromo, desactiva prácticamente todas sus características a excepción del teléfono y los SMS. Aunque en términos de supervivencia está bien, este modo solo es útil si estás viviendo en un desierto o en una montaña. En una ciudad con acceso a la electricidad es inútil. Por eso se echa de menos más vida útil de batería y no tanto empeño en convertir tu phablet de casi 6 pulgadas y casi 750€ en un móvil Nokia de 20€.

Esto no quiere decir que tenga una mala batería, al contrario. Milagrosamente mi uso de Note 4 que conlleva usar prácticamente todas las características del móvil (datos, notificaciones, vídeos, email push, redes sociales, cámara, grabación de vídeo…) logra sobrevivir fácilmente el día y medio de uso. Si predomina la conexión Wi-Fi me atrevería decir que puedes estirarlo hasta a dos días.

Sí, puedes usar exhaustivamente un Note 4 e irte a dormir que para el día siguiente aun tienes batería suficiente como para seguir trabajando.

Software

Samsung se complica demasiado la vida con software. Encontrarse con varias aplicaciones preinstaladas y muchas opciones innecesarias a primera vista son algunos de esos errores que tarde o temprano acabarán pasando factura.

TouchWiz sigue siendo una capa personalizada de Android difícil de digerir. En parte responsable de ese lag en algunos movimientos y a día de hoy con un diseño algo desfasado, donde por ejemplo LG ha logrado mejor experiencia de usuario simplificando toda su interfaz.

Samsung mete tantas cosas a sus smartphones, como aplicaciones propias y de terceros, que es difícil empezar por una.

  • S Note: Almacena todas esas notas rápidas que tomas con el lápiz.
  • Scrapbook: Te permite ir guardando todas las capturas y selecciones que haces con S Pen.
  • S Health: Sigue siendo una de las mejores aplicaciones integradas de fitness.
  • S Voice: Sigue siendo mala, ¡es incapaz de comprender “qué hora es en Chile”!
  • Smart Remote: Mando a distancia para controlar tu televisor.
  • PEN.UP: Una especie de red social para usuarios de Note que te hace descubrir que jamás serás tan buen artista como creías.
  • Flipboard, Evernote, Dropbox… Las típicas aplicaciones preinstaladas que adoras hasta que te das cuenta no puedes desinstalarlas, solo desactivarlas.

La mayoría de estas aplicaciones las abrí una vez y nunca más las he usado.

La integración de Flipboard en Note 4 está rozando esa línea que separa el amor del odio. Por un lado es una buena aplicación para leer noticias, pero está integrada de tal forma que siempre está presente al desliarse a la izquierda de la pantalla de inicio. Y no puedes quitarla de ahí que es donde normalmente, en un Android “limpio”, estaría Google Now.

Como nota final sobre el software de Note 4, por alguna razón tiene salvapantallas. Aun no logro descifrar el motivo.

Veredicto

Note 4 es uno de los terminales de gran pantalla que más me han gustado. Es potente, tiene una excelente pantalla, no es pesado y tiene una excelente batería.

Claro, tiene defectos, pero englobadas todas sus características creo que este es uno de los mejores móviles de gran tamaño del momento. Es potente pero sin consumir mucha energía, es grande sin ser una molestia en el bolsillo del pantalón. Tiene una gran pantalla y, bueno, consume bastante energía que compensa el procesador. Es en definitiva un terminal que si vienes de tamaños más pequeños intimida, pero pasados los días te atrapa cada vez más.

Hasta hace que uses un lápiz digital. Por fin lograste que use un lápiz Samsung, lo lograste.

Lo imperdible

  • Magnífica pantalla
  • Buena batería pese al tamaño y capacidad
  • Buena relación de peso/tamaño (¡es ligero!)

Lo impresentable

  • El diseño ya quedó desfasado
  • El lápiz es un elemento prescindible