13 telescopios robóticos distribuidos en tres continentes a tu disposición

13 telescopios robóticos distribuidos en tres continentes a tu disposición

Se podrá colaborar en investigaciones en marcha o proponer nuevos experimentos.

Cualquier usuario podrá operar desde su casa con una conexión a Internet diferentes telescopios de tres continentes, crear nuevos experimentos astronómicos y seguir en directo eventos como las auroras desde Groenlandia o el próximo eclipse total de Sol.

GLORIA (GLObal Robotic telescope Intelligent Array for e-sience) es un proyecto de ciencia ciudadana del Instituto de Astrofísica de Canarias que tiene como objetivos principales despertar el interés por la astronomía, sobre todo entre los jóvenes y los niños y aprender más del cielo aprovechando la inteligencia colectiva.

Desde el año pasado, GLORIA ya brindaba a los internautas la posibilidad de estudiar el cielo desde observatorios profesionales de forma libre y gratuita. Al telescopio de observación solar y los cuatro nocturnos de observación en tiempo real que ya estaban en funcionamiento, se suman ahora ocho nuevos telescopios.

Así, la red cuenta actualmente con trece telescopios distribuidos en tres continentes: cinco en España, tres en Chile, uno en Argentina, dos en la República Checa, uno en Sudáfrica y uno en Rusia.

Para poder utilizar uno de los telescopios los usuarios sólo tienen que abrir una cuenta en el sitio web de la red GLORIA y hacer una reserva para teleoperar el instrumento. Para manejar el telescopio contarán con la ayuda de videotutoriales y diferentes recursos didácticos. Todo los materiales producidos tienen licencias copyleft, que permiten la libre distribución del contenido.

© IAC

Los usuarios podrán investigar sobre los experimentos propuestos, que incluyen, por ejemplo, el estudio de la actividad solar y la detección y caracterización de asteroides y supernovas. Todos los experimentos están disponibles en la web del proyecto GLORIA.

Pero los internautas también podrán proponer sus propias líneas de investigación y robotizar y conectar su propio telescopio a la red, en el caso de que posean uno, de modo que un único portal web agrupará numerosos telescopios repartidos a lo largo del planeta.

Aquellas personas que siempre hayan deseado operar un telescopio pero que no tenían la instrumentación y/o los conocimientos necesarios para hacerlo ya no tienen excusa.