Lords of the Fallen [NB Labs]

Lords of the Fallen [NB Labs]

Como Dark Souls con buenas gráficas, pero sin la magia de From Software

Plataforma: PS4, Xbox One, PC (analizada)
(Intel Core i5 4670K @ 4.2 GHz, 16GB RAM, GeForce GTX 760)
Desarrollador: CI Games, Deck13 Interactive
Distribuidor: Bandai Namco, Square Enix (EU)

Luego de jugar Lords of the Fallen por más de 12 horas conocí un lado oscuro que escondía desde Dark Souls II, ese en donde puedes ser paciente y al cabo de unos minutos perder el control y maldecir al televisor en cantidades industriales.

Lords of the Fallen es un juego de acción claramente inspirado en la obra de From Software. El sistema de control es casi idéntico, los niveles están plagados de enemigos que al menor descuido acabarán con tu vida y los jefes de nivel son cosas gigantescas con patrones de movimientos que hay que estudiar a detalle para poder derrotarlos.

La historia se centra en Harkyn, un criminal convicto que busca redimirse al tratar de salvar el mundo de los Rhogar, una especie de demonios de otra dimensión. En la creación de personaje los desarrolladores no quisieron complicarse mucho y se ofrecen tres variantes de equipamiento (light, medium y heavy armor) con tres tipos de magia, esto genera nueve posibles clases para satisfacer distintos estilos de juego.

Lords of the Fallen tiene una intro increíble que sirve para alimentar el hype, más o menos al nivel de lo que nos tiene acostumbrados Blizzard. Luego todo se limita a corredores, esquivar golpes y enfrentar enemigos sacados de la torcida imaginación de los diseñadores de Deck 13 Interactive. Si Dark Souls sirve como inspiración para el estilo de juego, Todd McFarlane sería para el diseño de personajes y enemigos.

Luego de un tutorial al vapor comenzaremos a movernos en corredores dentro de la Ciudadela. Zonas oscuras con enemigos que no perdonan descuidos te darán la bienvenida y ayudarán a que entiendas el manejo de la energía y el uso del escudo. Creo que la enseñanza más valiosa de este nivel radica en que te obligará a pensar si elegiste la clase correcta ya que las peleas en espacios pequeños se repiten muchas veces a lo largo del juego.

Después el primer jefe aparece en escena para mostrarnos que la paciencia es la mejor virtud y que deberás poner atención a los patrones de ataque para buscar el momento exacto en que darás el espadazo. Recuerda: demasiado pronto chocará con el escudo, demasiados golpes y no tendrás tiempo para reaccionar al contraataque.

Como en Dark Souls, pero…

El juego ofrece un sistema de experiencia acumulable al matar enemigos y que puede canjearse por puntos para subir los atributos de tu personaje. A medida que matas demonios crece un multiplicador que solo es interrumpido si mueres o activas un checkpoint para guardar el juego o almacenar los puntos de experiencia obtenidos.

Las ventajas de evitar el checkpoint radica en un multiplicador alto y mejor loot, el problema es que si mueres tendrás que recorrer todo el camino y volver a matar enemigos. Al igual que en Dark Souls, al morir dejas un fantasma con tu experiencia que desaparece si te matan de nuevo o se te acaba el tiempo antes de llegar al lugar donde quedó tu cuerpo.

Lords of the Fallen cuenta con buena variedad de enemigos que a nivel visual son impresionantes. En términos de balance siempre estarás en desventaja lo que obliga a recorrer los escenarios con escudo en mano, girando la cámara en todos los ángulos para buscar enemigos escondidos. El problema es que a veces la cámara te jugará en contra, sobre todo en corredores o espacios pequeños en donde perderás el ángulo de tu personaje y terminarás en el suelo.

Aunque a primera vista algunos parecen imbatibles, basta con poner en práctica lo que aprendiste con el primer jefe y ser paciente para atacar. De igual modo se ofrece la opción de atacarlos por la espalda para bajarles la energía, el problema es que esto a veces funciona y si lo haces en plena batalla con más de dos enemigos quedarás expuesto a sus ataques una vez que finalice la animación de tu golpe.

Conectar un golpe por la espalda parece aleatorio y en sigilo pasa lo mismo. Puedes acercarte a la misma distancia con el mismo enemigo para dar el golpe y los resultados no serán los mismos. Igual de aleatoria es la inteligencia en los enemigos, porque habrá veces en que puedas rodearlos para tomarlos por sorpresa, aun cuando estén volteando a verte, mientras que otras serán capaces de verte desde lejos y perseguirte.

La magia es un gran aliado a distancia ya que podrás usarla a través de un guante especial que servirá para lanzar proyectiles o granadas a tu enemigo. Si tu atributo de Fé tiene un número elevado podrás sacarle provecho a los hechizos de clase, mismos que podrás desbloquear con puntos de experiencia en los checkpoints.

Historia de clase B

Durante las primeras horas traté de encontrarle sentido a la historia pero fallé. No se si fueron los diálogos absurdos o las actuaciones típicas de una película de bajo presupuesto, lo cierto que es que en ese apartado Lords of the Fallen no me enganchó y mejor me dediqué a matar monstruos y entender el sistema de progresión.

Luego de matar al tercer jefe el juego mejoró y tuve acceso a un sistema para aumentar de nivel las armas antes de entrar en el territorio de los enemigos más fuertes. Es curioso que justo al entrar en esta zona salta el aviso de un logro desbloqueado titulado “The Real Lords starts here”.

Me hubiera gustado que esto ocurriera antes y así evitarme hacer grinding en los diversos portales al inframundo que están regados por el mapa. Las primeras cinco o seis horas sientes que exploras lugares sin un objetivo claro. Si, Harkyn tiene que encontrar a su mentor, pero ¿para qué? ¿Estas runas para qué sirven? Tengo como 30 y aun no tengo idea de cómo usarlas.

También me gustaría decir que después de este punto las cosas en la trama mejoran pero mentiría, lo que si sube de nivel es el reto. Los enemigos son más fuertes y algunos tienen un modo de recuperar la energía lo que hace que las peleas duren más tiempo y resulten más difíciles, por lo que el uso de checkpoints se convierte en algo necesario.

A diferencia de otras publicaciones nosotros no experimentamos muchos cierres inesperados en la versión de PC ya que recibimos el código de review una semana después del lanzamiento. Al instalarlo ya existía un parche que corregía varios errores y en el transcurso de una semana se liberaron otros dos que mejoraron el rendimiento.

Gráficamente superior en PC

Perdonen por ser tan obvio pero Lords of the Fallen es una delicia a nivel visual en PC gracias a los efectos de postprocesamiento y un sistema de partículas que brilla gracias a PhysX y Nvidia Turbulence. Con una GTX 760 pude levantarlo a nivel máximo en Full HD manteniendo una tasa estable de 40-50 cuadros que solo disminuyó en escenarios abiertos. Incluso bajando el nivel de textura y sombras a Alto, el juego se ve muy bien y supera a sus hermanos de consola.

El menú de apartado gráfico permite cambiar resolución, texturas, sombras y efectos comunes presentes en otros juegos de PC. Respecto al control la recomendación es usar un gamepad, aunque también se puede configurar el juego para usar mouse y teclado. Es curioso que en Steam aparece con “soporte parcial” al gamepad, siendo que puedes jugarlo de principio a fin con un mando de Xbox 360.

Como dato extra, el último parche deshabilita un efecto de aberración cromática que fue implementado por cuestiones artísticas y que solo podía evitarse deshabilitando el postprocesamiento. Los desarrolladores escucharon las quejas de la comunidad e implementaron una opción extra al menú de gráficos.

¿Vale la pena o no?

Los desarrolladores han reaccionado muy bien ante las críticas y sugerencias de la comunidad implementando nuevos parches. Con un PC medianamente potente podrás sacarle provecho y si tienes tarjeta NVIDIA mejor aún, ya que el juego está optimizado para estas GPU.

Doce a quince horas es el tiempo en que terminarás la historia (dependiendo de la habilidad) aunque al concluirlo se ofrece la opción de iniciar otro juego con nivel de dificultad más elevado. La historia es “meh” y el nivel de personalización no es tan robusto, sin embargo el reto es elevado y gráficamente puede parecerte interesante si eres fanático de las armaduras gigantescas y personajes tipo McFarlane o Warhammer.

Si eres fanático de Dark Souls y necesitas calmar las ansias por jugar Bloodborne puede que Lords of the Fallen sea de tu agrado.

¿Qué significa esto?


Este artículo fue realizado con una copia del juego proporcionada por NVIDIA.