Fabrican un dron-ambulancia para ayudar en situaciones de emergencia

Fabrican un dron-ambulancia para ayudar en situaciones de emergencia

El dron transporta un desfibrilador, vuela a 100 km/h y puede llegar al lugar de los hechos en un minuto.

Casi a diario surgen nuevas aplicaciones para los drones. Hemos visto cómo pueden ser útiles para repartir correo, para analizar los huracanes en tiempo real, para inspeccionar puentes y otras infraestructuras de las ciudades y carreteras, para vigilar las malas hierbas en las cosechas etc. Lo que no habíamos visto hasta ahora es que podrían ayudar a salvar vidas humanas.

Alec Momont, un estudiante de ingeniería de la Universidad Técnica de Delft, Holanda, ha creado un “dron-ambulancia” para ayudar en situaciones de emergencia médicas.

El dron-ambulancia vuela a 100 km/h, en línea recta y lleva un desfibrilador incorporado. Gracias a su GPS, localiza el lugar exacto en el que debe aterrizar; pero además, incorpora cámaras, altavoz y micrófonos para permitir, una vez que el dron llegue donde está el paciente, que el personal médico de instrucciones a las personas que están en el lugar.

Según Momont, tan sólo un 8% de las personas que sufren un ataque súbito al corazón sobrevive debido a que los tiempos de respuesta de los servicios de emergencia (de unos 10 minutos en promedio) son demasiado lentos.

Su objetivo es mejorar esa cifra desplegando una red de drones-ambulancia equipados con desfibriladores que podría llegar en menos de un minuto hasta cualquier lugar.

Estos aviones no-tripulados vuelan a 100 km/h y en línea recta, son “inmunes” a los atascos y otras circunstancias de las carreteras y tienen un radio de acción de unos 12 kilómetros. Según el joven belga, una red estratégicamente diseñada de drones-ambulancia permitiría aumentar el porcentaje de personas que sobreviven a un infarto de un 8% al 80%.

Pero los planes para el dron-ambulancia incluyen otros usos. Dado que puede transportar hasta 4 kilos, podría servir también para ayudar en emergencias tales como repartir suministros de emergencia, en casos de ahogamiento, diabetes, problemas respiratorios, etc.

© Alec Momont

Aunque la idea de utilizar drones para el bien es fantástica, todavía está bastante lejos de ser una realidad. El dron-ambulancia presentado ahora es un prototipo que no estará listo para su despliegue hasta dentro de cinco años, aproximadamente.

El uso de esta tecnología también tiene sus limitaciones. Una de ellas es el coste. Cada avión cuesta unos 15.000 euros. Otro problema es la accesibilidad del dron a determinados lugares.

¿Qué sucedería si en el lugar de la emergencia (edificios grandes, altos, zonas aisladas) no hay una zona de aterrizaje accesible fácilmente? ¿cómo se comportaría el dron el condiciones climatológicas adversas? ¿qué porcentaje de drones fallaría o tendría problemas para llegar hasta el punto de destino?

El tiempo dirá si la idea del joven ingeniero se convierte en realidad o, simplemente, se queda en una idea técnicamente posible pero nada más.