El implacable 2013 [NB Opinión]

El implacable 2013 [NB Opinión]

Lo destacado que logró ser el año pasado opacó a este agonizante 2014.

Se va acercando el final de año y los lanzamientos importantes de videojuegos son más escasos. Solamente nos queda Super Smash Bros. para Wii U para que cerremos este 2014.

Más allá de hacer un análisis cuantitativo de los títulos que se lanzaron este año en materia de calificaciones con respecto al 2013 quiero aprovechar este espacio para hablar de manera totalmente subjetiva de lo épico que fue con el catálogo de títulos que desfilaron en ese período.

Y no quiero hacer menos al 2014. Títulos como Wolfenstein: The New Order, South Park: The Stick of Truth y Middle-Earth: Shadow of Mordor son excelentes obras pero desgraciadamente el aura de genialidad que rondó el 2013 opacó un poco su introducción al mercado.

En 2013, The Last of Us nos abrumó con su rica historia y generoso sistema de progresión y combate. Esta obra maestra de Naughty Dog es el pináculo de PlayStation 3 como consola de videojuegos.

BioShock Infinite, con todos sus elementos flojos en el sistema de combate, logró cautivarnos con un final que destaca por sus elementos narrativos y sus giros inesperados.

Qué decir de Grand Theft Auto V. Este juego de Rockstar que conjuga lo mejor y lo peor de la cultura occidental, sobresalió por ser inmerso, divertido, atrevido y brutalmente bien hecho.

Pokémon X/Y, The Legend of Zelda: A Link Between Worlds y hasta Tearaway para PS Vita dejaron satisfechos a todo el público amante de las aventuras portátiles.

El 2014 se vislumbraba como la arena en donde todos los contendientes de la competencia entre nuevas plataformas iban a gastar varias de sus mejores balas pero esto no fue así. Este año se convirtió en escenario de retrasos, juegos rotos y polémicas sin sentido que llegaron a niveles inesperados —léase Anita Sarkeesian—.

Ya llegará el momento de hablar a profundidad  y de manera particular de casos específicos que marcaron a este 2014, casos que no pudieron sobresalir después de toda la gloria que se mostró en el 2013.

El siguiente año servirá para redimir a todas las compañías que de alguna manera dejaron mal sabor de boca a los usuarios con sus fechas de lanzamiento pospuestas o con títulos que no cumplieron con elementos básicos de calidad.

Eso queremos creer.