Desarrollan dron hecho de hongos que se degrada si se estrella

Desarrollan dron hecho de hongos que se degrada si se estrella

Lo único que quedaría serían sus piezas metálicas como las hélices y la batería.

Un centro de investigación de la NASA logró realizar el primer vuelo de prueba exitoso de un dron biodegradable creado con materiales elaborados a partir de hongos, como primer paso para desarrollar vehículos aéreos no tripulados capaces de explorar áreas remotas sin el riesgo de contaminar con aparatos electrónicos el lugar, o espiar lugares políticamente complejos sin el peligro que capturen tu tecnología.

El chasis del dron está hecho de micelio, un material que es parte del cuerpo vegetativo de los hongos y que se puede cultivar de formas específicas. El micelio luego se cubre de capas de celulosa cultivadas por bacterias, y luego se refuerza con las mismas capas de proteína que usan las avispas para cubrir sus nidos de avispa. Hasta los circuitos fueron impresos con una tinta de nanopartículas de plata que también son biodegradables.

Eso sí, “hay partes que definitivamente no pueden ser reemplazadas por la biología“, afirmó uno de los miembros del equipo que desarrolló el dron, Raman Nelakanti de la Universidad de Stanford. Esto incluye en este caso por ejemplo las hélices y la batería, partes que provienen de un dron convencional.