La startup de un joven de 13 años entre las seleccionadas por Intel Capital

La startup de un joven de 13 años entre las seleccionadas por Intel Capital

Braigo Labs está desarrollando una impresora braille de bajo coste.

Intel tiene una rama dedicada a invertir en startups, normalmente en primeras o segundas rondas para ayudar a lanzarlas. Esta rama es Intel Capital y funciona de forma separada a la propia Intel con su propio enfoque en que tipo de proyectos invertir. Ayer anunciaron que han desembolsado USD$62 millones en 16 startups.

Entre todas estas startups invertidas, ha destacado una llamada Braigo Labs. Lo interesante de esta startup es que su fundador es Shubham Banerjee, un joven de 13 años que ha logrado captar la atención del mundo de inversión de riesgo gracias a una impresora en braille de bajo coste.

La primera versión de esta impresora está fabricada a base de piezas de LEGO y una Mindstorm EV3, un controlador que permite conectar tus creaciones de LEGO con un PC para poder crear cualquier cosa que te imagines, como en este caso. Esta impresora cuesta en total, entre piezas de LEGO y añadidos unos USD$355, haciendo posible imprimir en relieve en lenguaje de Braille.

Impresora LEGO Braigo v1.0

Esta impresora funciona y lo mejor es que cualquier persona puede construir una gracias a que las instrucciones de montaje y el software son libres y gratuitos.

Pero una pequeña inversión por delante y con la ayuda de sus co-fundadores Sundari Mitra (ingeniero de diseño en Intel) y Ernest Earon (especialista en drones), presentaron una segunda versión con posibilidades comerciales siguiendo al idea de mantenerla en un coste bajo y accesible.

Braigo v2.0

Aunque el perfil de Banerjee es de un estudiante modelo, es raro ver creadores que logran crear productos a una edad tan joven, mucho más cuando son los menores de edad los que inventan productos que necesitan de adultos para patentar y poder crear una empresa que pueda investigar y vender sus productos finales.

La primera versión de su impresora no cuesta más de USD$350 frente  a los miles de dólares que puede llegar a costar otros modelos, en serio, con una simple búsqueda puedes ver modelos por más de USD$1.100 a hasta USD$17.000. Con esta inversión, se puede crear una impresora mucho más barata permitiendo que invidentes puedan imprimir cualquier tipo de información.