Astrónomos chilenos descubren nuevas pistas sobre la formación de estrellas masivas

Astrónomos chilenos descubren nuevas pistas sobre la formación de estrellas masivas

Es probable que las estrellas masivas no se formen como lo pensábamos.

Aquí hay más noticias del telescopio ALMA: descubrió que el chorro supersónico y el disco de acreció sobreviven a los efectos destructivos de la radiación ultravioleta que acompaña el nacimiento de una estrella masiva, aspecto que contradice la teoría y significa, grosso modo, que nuestra teoría de cómo la radiación ultravioleta emitida por las estrellas en proceso de nacimiento no funciona del todo.

La idea inicial era que la radiación UV destruía las moléculas y creaba nubes de gas ionizado; esta era la razón por la cual se creía que las estrellas masivas no podían surgir de un disco protoplanetario de gas y polvo, como las estrellas pequeñas, pero las mediciones de ALMA muestran exactamente lo contrario.

Para esto se estudió a G345.4938+01.4677, en la constelación de Escorpión y qué posee una masa 15 veces mayor al Sol. Mediante el uso de la tecnología de punta de ALMA se observaron las líneas de recombinación del hidrógeno y se confirmó el efecto Stark y la presencia de gas molecular y polvo rotando alrededor de la estrella masiva.

El efecto Stark es el efecto que tienen los campos eléctricos sobre la emisión de líneas de hidrógeno. Para realizar el descubrimiento se emplearon 25 antenas de ALMA durante el año 2013 y el grupo de investigación está integrado por Andrés Guzmán; Guido Garay; Leonardo Bronfman y Diego Mardones, de la Universidad de Chile.  El artículo se encuentra disponible en The Astrophysical Journal.

El hallazgo se suma a una miríada de descubrimientos de talla internacional que han llegado, uno tras otro, desde 2011 cuando el ALMA comenzó operaciones desde el desierto de Atacama en el norte de Chile.