Twitter y MIT se unen para desarrollar un nuevo experimento social

Twitter y MIT se unen para desarrollar un nuevo experimento social

El instituto estudiará el modo en que se esparce la información en Twitter para poder entender los problemas sociales

Twitter anunció una nueva aventura que llevará a cabo con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en la que la red social le ofrecerá acceso a todos los tuits publicados desde aquel célebre “just setting up my twttr” de Jack Dorsey, con el que dio inicio la era de Twitter en marzo del 2006.

Con el acceso a todos los tuits públicos y una inversión de diez millones de dólares, el MIT creará el Laboratorio de Máquinas Sociales para estudiar el alcance que tiene en la red social todo aquello que compartimos. Con esto el MIT desarrollará tecnología que le permita estudiar los sistemas sociales y hacer un mapa de opiniones, creencias y eventos.

De acuerdo al anuncio oficial:

La nueva iniciativa, basada en el Media Lab, se centrará en el desarrollo de nuevas tecnologías para dar sentido a los patrones semánticos y sociales a través de la amplia gama de medios de comunicación públicos, medios sociales, flujos de datos y contenido digital.

El Laboratorio de Máquinas Sociales (LMS) invertirá tiempo y recursos en identificar patrones, estudiar datos que lo ayuden a crear plataformas para identificar, discutir y actuar en problemáticas sociales. El LMS tiene como objetivo crear y actualizar constantemente una base de datos accesible en red que sirva como fuente de análisis de la esfera pública.

Twitter ofrecerá su nutrida base de datos y desembolsará diez millones de dólares en un lapso de cinco años. De acuerdo a su CEO, Dick Costolo, esta inversión ayudará a entender el papel que juega Twitter en el modo en que la gente se comunica y espera que los resultados permitan entender cómo se esparce la información en la red una vez que se da inicio a un movimiento social.

La apertura de datos al MIT es algo similar al programa piloto Twitter Data Grants lanzado a principios de año, en el que Twitter ofrece a institutos de investigación el acceso a su base de datos de tuits públicos e históricos.