Samsung consigue una velocidad de 7.5 Gbps en pruebas de conexión 5G

Samsung consigue una velocidad de 7.5 Gbps en pruebas de conexión 5G

La surcoreana continua explotando la conexión 5G, cual científico a rata de laboratorio.

Un gran avance para las conexiones 5G llega de la mano de Samsung, rectificando la transmisión de hasta 1.056 Gbps, pero esta vez multiplicando por siete la velocidad bajo la misma frecuencia, respecto a la prueba anterior realizada por la compañía en 2013.

Samsung ha logrado una transferencia de hasta 7.5 Gbps, que en pocas palabras sugiere podríamos descargar a una velocidad de aproximadamente 1 Gb por segundo, en modo estacionario. Por otra parte, se ha conseguido una velocidad de 1.2 Gbps mientras se está en movimiento, representando una velocidad de descarga de 150 MB por segundo.

Para conseguir esta velocidad, fue requerida una frecuencia de 28 GHz, mediante la Tecnología de Matriz de Adaptación Híbrida, usando bandas de frecuencia milimétricas que permiten la implementación de frecuencias a grandes distancias, mejor conocida como mmWave.

En la prueba anterior, si bien la velocidad de conexión resultaba ser increíble, 1 Gbp se queda corto en la misma frecuencia de 28 GHz a una distancia de 2 kilómetros. Con este nuevo resultado, las pruebas de laboratorio para Samsung han resultado satisfactorias, y desea mantener esta consigna hasta llegar a la estandarización de la conexión 5G.

Vamos a seguir construyendo sobre estos logros y desarrollar tecnologías avanzadas que contribuyan al estándar 5G. […] Ya sea que esté hablando de dispositivos móviles, la nube, el Internet de las Cosas, la demanda del estándar de telecomunicaciones 5G y su tecnología de soporte seguirán creciendo. – ChangYeong Kim, director de DMC R&D Center en Samsung Electronics.

Aún cuando gran parte del mundo está a la espera de conexiones 4G y LTE, las grandes compañías miran hacia el futuro de las redes móviles para conseguir lo que hasta ahora Samsung, llegando a superar el resultado de las pruebas realizadas por Ericsson, que alcanzó velocidades de hasta 5 Gbps.