[metroimage ids=”38-171173,38-171175,38-171177,38-171179,38-171180,38-171182,38-171183,38-171184,38-171186,38-171187,38-171188,38-171190,38-171192,38-171195,38-171196,38-171197,38-171198,38-171199,38-171200,38-171202,38-171205,38-171207,38-171210,38-171211,38-171213,38-171214,38-171215,38-171217,38-171218,38-171220,38-171224,38-171225,38-171226,38-171227,38-171229,38-171230″ imagesize=”large”]

Ryse: Son of Rome en PC [NB Labs]

Crytek entrega un poema visual con los mismos errores de diseño que la versión de consola

Plataforma: PC
(Intel Core i5 4670K @ 4.2 GHz, 16GB RAM, GeForce GTX 760)
Desarrollador: Crytek
Distribuidor: Crytek

Hace unos diez años que Far Cry salió a la venta y todavía recuerdo lo emocionante que era pasearse por esa isla, disfrutando el escenario a un nivel de detalle jamás visto. Luego vino Crysis que terminó por enseñarnos que había vida fuera de Epic e id Software, y que durante muchos años se mantuvo como un referente a nivel visual.

No me pregunten qué pasó después. Pudo haber sido meterse en la dinámica de sacar secuelas mediocres (cortesía de EA) o simplemente la gente se cansó de juegos que no ofrecían otra cosa que gráficos bonitos. Crytek se enfocó a las consolas y poco a poco otros juegos tomaron su lugar a la hora de hacer benchmarks de tarjetas de video.

Luego de una reestructuración que casi pone en jaque la continuidad del estudio, Crytek regresa al PC para entregarnos la versión mejorada de Ryse: Son of Rome. El juego fue seleccionado como título de lanzamiento de Xbox One para mostrar lo que era capaz de ofrecer la consola de Microsoft. Once meses después nos damos cuenta que la mejor versión del juego está en PC.

Esta reseña no es para hablar de la jugabilidad, historia u otros elementos ya que la versión de PC ofrece el mismo contenido que su hermanito de consola (sin las microtransacciones). Si quieren conocer detalles de estos apartados los invito a leer nuestro Labs original.

Si, Ryse es tedioso porque las ejecuciones se repiten una y otra vez, no hay mucha variedad en los modelos de los enemigos y la propuesta de diseño de misiones pasa sin pena ni gloria. Pero en ese vaivén de cortar cabezas y enterrar espadas uno se da cuenta que hay expresiones en las caras que no habíamos visto antes, chorros de sangre que vuelan o partículas que emanan al bloquear el golpe con tu escudo. La armadura de Marcus tiene un nivel de detalle impresionante y pueden verse las marcas en el metal o el cuero, que contrastan con lo perfecto de la tela de tu ropa, que se mueve de manera natural.

Es en los detalles donde brilla la versión de PC. Los escenarios están muy bien construidos, los efectos de iluminación, partículas o fluídos (como la misión del océano) le agregan un toque extra de dramatismo. La única saga que me viene a la mente para comparar es Assassin’s Creed, otro juego en el que se invierten fuertes cantidades de dinero en representar de manera fiel la arquitectura de la época, sacrificando la parte más importante: la jugabilidad.

Ryse: Son of Rome ofrece opciones gráficas básicas y avanzadas. En las primeras podemos cambiar la resolución, seleccionar la calidad general de gráficos, de texturas, activar bloqueo de cuadros, usar v-sync y super sampling. Con mi configuración de equipo —que utiliza un GPU de media tabla— no tuve problemas en subir al máximo detalle y jugar de manera fluida en resolución 1920 x 1080 conectándolo a un televisor. Donde sufrí fue a la hora de activar el Super Sampling ya que mi tasa de cuadros por segundo cayó a un 12-15 que terminó por mermar la experiencia de juego.

Jugar Ryse a tope es increíble, no solo por los niveles sino también por las actuaciones de los personajes. Las expresiones en su rostro, la textura y animaciones de cada movimiento muestran de lo que es capaz el CryEngine. El cambio a detalle medio o bajo implica perderse marcas en la piel, sombras menos definidas y algunos elementos simplificados en la arquitectura. Me atrevería a decir que incluso en el nivel de detalle más bajo Ryse se sigue sintiendo como un juego next-gen.

NIVEL DE DETALLE. Izq: Bajo, Centro: Normal, Derecha: Alto

En el sistema de control Ryse no obliga a usar un control de Xbox, puede jugarse bien con el teclado. El problema es que las opciones de personalización en este campo son pobres y solo se ofrecen tres configuraciones predefinidas. La primera mitad del juego la hice con teclado y mouse y el resto con un control de Xbox 360. Sin duda con control es más cómodo y es la opción recomendada.

Fuera de los gráficos y el sistema de control no hay mucho que agregar. Ryse Son of Rome para PC se sigue sintiendo igual que en Xbox One. Tal vez te tome más horas terminarlo ya que perderás algo de tiempo admirando el escenario o tratando de encontrar algo que no hayas visto en las ejecuciones.

También está un modo multijugador que podrás probar solo o con un amigo, con la opción de nivelar a un personaje por medio de experiencia obtenida en múltiples partidas. Siguen siendo ejecuciones pero hacerlo con amigos le da un toque de variedad al juego.

La versión de PC está muy bien optimizada y el nivel de detalle se mantiene al nivel de lo que nos tiene acostumbrados Crytek. Es una lástima que el diseño del juego no le haga justicia a los gráficos y termine por aburrir luego de algunas horas. Lo único que queda pendiente es probarlo en resolución 4K,  pero eso será un poco más adelante.

El juego sale a la venta hoy en Steam. Si son graphic whores y tienen USD $40.00 es recomendable adquirirlo, de lo contrario yo me esperaría a una rebaja.

¿Qué significa esto?
Nota del redactor: La calificación es independiente a la versión de Xbox One, me permití agregar una estrella por el trabajo de Crytek en la optimización y opciones gráficas.