Ésto ocurre cuando usuarios de iOS y Android se unen para boicotear una aplicación

Ésto ocurre cuando usuarios de iOS y Android se unen para boicotear una aplicación

Una aplicación que aún está en beta privada acumula más de 2.000 reseñas negativas con una estrella en iTunes y Google Play.

En estos momentos usuarios estadounidenses de iOS y Android están realizando una masiva campaña de boicot contra una aplicación llamada CurrentC que aún está en beta cerrada, llenando tanto el App Store como Google Play de reseñas lo más negativas posibles de la aplicación.

Esto se debe a una campaña semiorganizada que surgió en Internet, gatillada por la molestia de miles de usuarios ante el hecho que muchas tiendas importantes en EE. UU. como Walmart y Best Buy están deshabilitando el NFC de sus terminales de pago para así prevenir que los clientes puedan utilizar sistemas de pago con NFC como Apple Pay o Google Wallet para pagar sus compras.

El fin de las tiendas es forzar a que la gente utilice el sistema de pago diseñado por ellos llamado CurrentC, el que recién debutará en 2015 y utiliza códigos QR para realizar las transacciones, pues les permite evitar pagar los costos de transacción por el uso de tarjetas de crédito que varía entre el 2% y el 3%, ya que extrae el dinero directamente desde las cuentas bancarias de los usuarios.

El problema es que es notorio que la aplicación busca solucionar un problema de las tiendas con las empresas de tarjetas de crédito antes que facilitar a sus usuarios el pagar una compra, pues uno debe desbloquear el teléfono, abrir la aplicación, luego abrir el scanner, escanear el código que te muestra el cajero, y luego esperar a que se confirme la transacción. O sea, algo bastante más complejo que simplemente pagar con la tarjeta de crédito, o usar sistemas como Apple Pay.

Lo que causa curiosidad es que, como decíamos, la aplicación aún está en una beta cerrada y solo se puede acceder mediante invitación, por lo que Apple y Google deberán tomar la decisión de que si permitirán que una campaña en Internet tergiverse el sistema de reseñas de sus aplicaciones, lo que puede terminar sentando un precedente importante a futuro sea cual sea su reacción.