Plastc es una smartcard que junta todas tus tarjetas en un plástico

Plastc es una smartcard que junta todas tus tarjetas en un plástico

Un display de tinta electrónica te permitirá cambiar entre 20 tarjetas de diferente tipo.

Con apuestas como Wallet y más recientemente Apple Pay con la integración de TouchID, la verdad es que hemos evolucionado a partir de las compras convencionales con tarjeta de crédito o débito. Sin embargo, el futuro está aquí, y no necesariamente para reemplazar el sistema de pago en los teléfonos móviles, pero si para cambiar varios plásticos por uno solo.

Plastc es la mejor alternativa a servicios como Coin, de características similares e inferiores, y pago de servicios vía NFC, ya que en el puedes almacenar hasta 20 tarjetas, ya sean de crédito, débito, programas de lealtad, identificadores y de regalo. Tiene un aspecto muy similar al de cualquier tarjeta de crédito o débito, con una banda magnética en la parte posterior de la misma. Pero algo muy interesante es la manera en que puedes cambiar entre tarjetas mediante su pantalla de tinta electrónica.

En primer lugar, deberás sincronizar tus tarjetas y configurar un código de seguridad, en caso de emergencia. Cada vez que realices una compra, la tarjeta mostrará en el display un control deslizante para desbloquearla mediante el código de números, y así impedir se haga uso indebido de la misma -más aún por el contenido de su información. Para realizar el pago, bastará con deslizar Plastc por el terminal, o bien hacerlo como adelantaba, vía NFC e incluso mediante un código PIN o RFID -si en tu localidad no se presentan pagos por tecnología NFC.

Esta tarjeta dinámica viene con una aplicación para smartphones, desde la cual podrás añadir tarjetas, ver tus saldos y movimientos -que también puedes consultar en el display-, así como brindarte la facultad de eliminar tus datos de la tarjeta cuando esté perdida. Es más, si te alejas de ella un tiempo determinado, tu información será eliminada y mostrará un número telefónico de servicio para reportarla. Si no lo hiciesen, no tendrás de qué preocuparte, pues dicha información se habrá sincronizado con tu cuenta y podrás recuperarla una vez te repongas tu Plastc y procedas a sincronizar desde la aplicación.

La compatiblidad con varios sistemas operativos será un punto fuerte a considerar, así como la duración de batería del cual se presume es de hasta por 30 días. Si deseas evolucionar y cambiar la cartera de tarjetas por un plástico, desde ahora puedes encargar la tuya por USD $155, aunque será enviada hasta en verano de 2015.