Miles de húngaros protestan contra el impuesto al internet

Miles de húngaros protestan contra el impuesto al internet

La gente tomó las calles de Budapest para inconformarse contra la polémica medida gubernamental

Luego de mostrar su descontento en redes sociales, la gente de Hungría tomó las calles de Budapest para protestar ante el polémico impuesto al internet, propuesto por el gobierno el pasado martes. Decenas de miles se reunieron en las calles para expresar su descontento ante lo que consideran una medida para limitar el acceso a la información.

Con expresiones como “¡Censura! ¡Censura!” o “Democracia, Democracia”, los manifestantes marcharon el sábado por las calles de la capital para luego reunirse en la Plaza de los Héroes, uno de los sitios más importantes de Budapest.

La protesta vivió dos momentos importantes, uno cuando levantaron todos sus teléfonos afuera del Ministerio de Economía para gritar “¡Internet Gratuito, País Libre!” y más adelante cuando arrojaron equipo de cómputo a las puertas del Fidesz, el partido político del Primer Ministro, Viktor Orban.

Las manifestaciones no fueron exclusivas de Budapest, ya que de acuerdo a un reporte del diario The Wall Street Journal, localidades como Pécs, Miskolc y Veszprem también tomaron las calles. Ante esto, el Fidesz anunció que presentará una enmienda este lunes para poner un tope mensual de USD $2,87 que será cubierto por los proveedores de internet (ISPs).

La propuesta inicial de USD $0,60 por cada gigabyte de tráfico indica que serán los ISPs quienes cubrirán el impuesto, sin embargo se cree que ese incremento terminará por pasarse a los usuarios a través de una subida de precio en el servicio. Los manifestantes creen que la ley es anti-democrática y terminará por golpear a los pobres.

Otros consideran que con estas medidas Hungría se aleja cada vez más de Europa y se acerca más a Rusia. El temor de transformarse en un régimen autoritario está presente en varios de los manifestantes. Ell creador del grupo de Facebook que aglutinó a más de 100.000 personas expresó que “[el impuesto al internet] es para controlar y reprimir a la sociedad civil y prensa independiente a través de medidas legales y económicas.”

(cc) @aqbyrne

Nellie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de la agenda digital, expresó su descontento por Twitter y aprovechó la red social para invitar a manifestarse en contra de la medida gubernamental.