Microsoft quiere olvidar el pasado con Windows 10 [FW Opinión]

Microsoft quiere olvidar el pasado con Windows 10 [FW Opinión]

La nueva generación de Windows es un llamamiento a los usuarios de Windows 7.

Seamos sinceros, Windows 8 ha llegado en un momento desastroso. Las ventas de PCs no paran de bajar, las tablets tomaron el lugar de esos portátiles y torres, Microsoft respondió tarde con un Windows 8 y un Windows RT que… bien, Windows RT parece ya olvidado. ¿Ha sido Windows 8 el nuevo Windows Vista?

Microsoft sabe que no ha logrado atraer a los usuarios con Windows 8, claro que mucha gente se actualizó, pero esto no quiere decir que sea bueno. Windows 8 ha sufrido desde sus inicios de una falta de personalidad imperativa, un intento de combinar el viejo mundo del escritorio con el nuevo mundo de las pantallas táctiles.

Fallaron. Los usuarios pedían su Menú de Inicio de toda la vida. Las nuevas aplicaciones modernas no gustaban porque solo se podían usar una a la vez, además de no poder redimensionarlas en pantallas grandes. Tardaron en dar soporte a pantallas de alta densidad de píxeles. Una serie de “pequeños problemas” o quizá debería decir “inadaptaciones” de los millones de usuarios de Windows con el futuro de Microsoft.

Y era terrible ver como Windows 8 no lograba arrancar cuando Windows 7 ha sido uno de los sistemas operativos más estables de Microsoft. Y ahora, tenemos el futuro Windows 10.

Olvidar el pasado

Windows 10 da un mensaje claro y conciso: queremos que los usuarios de Windows 7 se encuentren a gusto en el nuevo Windows.

Más soporte para usuarios con teclado y ratón, la vuelta del Menú Inicio aunque con un buen toque añadiendo iconos de la versión moderna. Escritorios virtuales y ajuste de ventanas de las aplicaciones modernas como si fuesen aplicaciones modernas.

Todo está pensado para acomodar al usuario de Windows 7 a Windows 9 10.

Un solo sistema operativo en todas las pantallas

Esta es quizá la característica de Windows 10 por la que todos deberíamos estar excitados. Una sola tienda de aplicaciones, donde te descargas en tu teléfono una aplicación y al llegar a casa, la misma aplicación está en tu escritorio.

Además, el futuro de Windows es ser un solo sistema operativo que solo se diferencia por el tamaño de la pantalla donde se muestra. Quizá no como intenta hacer Ubuntu Touch donde el mismo sistema operativo funciona en un smartphone, en una tablet o en un PC, pero si compartiendo el mismo núcleo y base de desarrollo.

¿Qué pasa con el nombre?

¿Qué pasó con Windows 9? ¿Se lo saltaron? Esto es algo que no importa, a nadie le debería importar un número en un software, tan solo muestra la versión sobre la que se desarrolla.

Pero esto es algo que Microsoft deberá tratar algún día, la palabra “Windows”. Es una palabra maldita, una palabra que la mayoría de personas asemeja a un sistema operativo con virus. Quizá esta no sea la realidad hoy en día, pero la mala fama es muy difícil de corregir.

¿Por qué Microsoft no aprovecha para cambiar el nombre de su sistema operativo? De los creadores de Xbox y Surface, algún nombre inteligente puede salir.

Mira el lanzamiento de Windows 10 como un nuevo inicio para Windows en todas las pantallas, pero con el mismo nombre. Es extraño.

Mensaje del editor: Este texto es una columna de opinión. Como tal, refleja la perspectiva personal de su autor. – PF