iPhone 6 review [W Labs]

iPhone 6 review [W Labs]

Apple evoluciona pero no revoluciona su nuevo iPhone.

He tenido un iPhone 6 en mi bolsillo durante el suficiente tiempo como para tomar una decisión. Sí, este es el mejor smarphone creado por Apple.

Esto es algo muy fácil de decir. Verás, todos los nuevos iPhone siempre son y serán mejores que los anteriores, quizá no revolucionarios, pero siempre mejores. Quizá el diseño nos guste más o menos, la pantalla aumente de tamaño; incluso puede que la cámara tenga un raro efecto. Pero Apple sabe que sus usuarios se amoldarán a un producto mejorado, no lo opuesto.

Lo bueno del iPhone 6 (si llegas desde cualquier otro iPhone) es que, efectivamente, es la mejor versión del teléfono hasta el momento. No voy a compararlo con ningún Android. La carrera por ver quien es mejor entre Android y iOS es pueril, absurda y simplemente no se pueden comparar dos sistemas operativos tan diferentes en el papel y en la práctica. ¿Quieres comparar tamaños? De acuerdo, un iPhone 6 versus un Galaxy S5 o un LG G3, pero no vamos a comparar entre sistemas operativos.

Lo primero que tienes que saber del iPhone 6, si eres usuario de iOS, es que aparte del diseño, no verás grandes cambios. Es algo típico de Apple. Sabes que simplemente te vas a encontrar un nuevo diseño y un mejor teléfono con mejoras en las características que a la gente le importan: cámara y pantalla.

Diseño

Abres la caja del iPhone y te encuentras con tu nuevo rectángulo mágico. Es más delgado. Es más grande. ¿Pero es mejor?

El diseño es algo muy personal, sabemos que Apple se ha querido fijar en la evolución de diseño en iPad para llevarlo al iPhone. Particularmente prefiero pensar que Apple ha vuelto a los orígenes del primer iPhone. Metal, curvas y cristal.

No creo que el diseño del iPhone 6 sea mejor o peor que el del iPhone 5/5S, simplemente es diferente. Como siempre (como ocurre con Apple) o te adaptas a ellos o devuelves el smartphone.

Hay algo que es importante: el grosor es magnífico. El nuevo iPhone 6 es mucho más delgado con tan solo 0,69 cm. No se nota tan ligero como debería, pero en tu mano tienes un objeto bien diseñado, bien pensado y con las mejores calidades.

Este iPhone es un diablo escurridizo. Muy escurridizo. Los bordes redondeados y que sea tan delgado basta para que a los pocos segundos de sujetarlo se te resbale. Apple va a hacer buen dinero con las fundas, porque si eres de esas personas cuyos reflejos no son tu fuerte, no lo pienses dos veces, compra una funda de silicona o de piel y evita problemas.

Pero no siento que el cambio de diseño en iPhone 6 sea “revolucionario” o un gran paso en el diseño. Es bonito, es cómodo, es delgado, pero nada más.

El botón de inicio y TouchID sigue siendo con gran diferencia el mejor lector de huellas en un smartphone. Aquí ni Samsung ni HTC han logrado el gran trabajo de ingeniería que hay detrás de este pequeño botón. Simplemente funciona. No tienes que repetir varias veces la pulsación o pasar tu huella de una forma en particular para que te detecte.

No es perfecto, no es 100% seguro. Ese no es el papel de TouchID. Como pasó con el iPhone 5s, esta característica es una ayuda para hacerte la vida más fácil. Para que desbloquear la pantalla sea rápido, poder hacer compras detectando que eres el dueño de la cuenta asociada, y en un futuro poder hacer pagos mediante Apple Pay.

Hay detalles de diseño que cambian comparado a versiones anteriores, como mandar el botón de encendido y apagado a un lateral, más fácil de alcanzar con una mano. Pero después te encuentras con otros detalles de los que no parecen propios de una marca como Apple.

Quizá sea mi obsesión de que un dispositivo de más de 700 euros sea lo mejor posible, pero ¿qué ha pasado con la lente de la cámara? Sobresale apenas un par de milímetros, suficiente como para volverme loco. No es algo tan protuberante como en el Lumia 1020 donde es imposible dejar el smartphone en una superficie plana y pulsar la pantalla sin que baile, apenas se nota que se levanta de un lado un par de milímetros. Pero ahí está. El que esté fuera es porque simplemente no hay espacio donde ponerlo dentro. ¿Da problemas? No. ¿Es un fallo de diseño? No. ¿Es algo que me va seguir atormentando en mi cabeza? Cada minuto. Maldito OCD.

¿Y se dobla? Es posible que en algunos casos esté pasando que el terminal se curve, pero este problema a mi no se me ha presentado y siempre llevo el móvil en el bolsillo del pantalón. Pero este es un problema que tendremos que ver más adelante, cuando pasen meses desde su lanzamiento y podamos ver con datos en la mano, si de verdad el llamado bendgate es un problema de fabricación.

Salto de un iPhone 5/5s a un iPhone 6

El mayor cambio que Apple ha realizado en los iPhone ha sido su tamaño. Apple nunca vio necesario crear terminales grandes hasta que se dieron cuenta que la gente pide smartphones de gran pantalla. De ahí el iPhone 6 Plus y el nuevo iPhone 6, que aunque tiene una pantalla de 4.7 pulgadas, el cambio desde el 5 es impactante.

Este es el mayor miedo que leo y veo cuando los usuarios de iPhone 5 ven el nuevo iPhone 6. ¿Es demasiado grande? Es más grande, pero te adaptas perfectamente a su tamaño.

El iPhone 6 no es tan grande como otros terminales de gama alta, ya sea el iPhone 6 Plus o un LG G3 o incluso un Galaxy Note 4, pero asusta a primera vista para el que no está acostumbrado.

Cada vez es más difícil encontrar un terminal que puedas manejar con una sola mano, incluso con el nuevo modo de iOS 8 para bajar toda la pantalla a la mitad y así poder acceder a la parte superior, sigue siendo muy difícil manejarlo con una mano. Pero esta es la nueva realidad.

Es curioso volver de un iPhone 6 a un iPhone 5/5s, de pronto el terminal que has estado usando durante tanto tiempo se vuelve muy pequeño, tanto que te parece imposible que escribir en una pantalla tan pequeña fuese posible.

Pantalla

La magnífica pantalla del iPhone con una pequeña curvatura en sus bordes es uno de esos detalles magníficos propios de Apple. Es quizá un detalle, pero es algo propio de un dispositivo bien diseñado, detallado y definido. Y quizá sea poner por encima el diseño antes que su funcionamiento, pero a los precios que está el iPhone 6, es lo mínimo que puedes esperar: excelencia.

En resumen la pantalla del iPhone 6 es excelente. Tamaño de 4.7 pulgadas, 1.334 x 750 píxeles, 326 puntos pulgada, un brillos de 500 cd/m2. Lo que es lo mismo, ni es la pantalla con la más resolución del mercado, pero es una buenísima pantalla, bien definida y que apenas es perceptible el píxel.

Con un iPhone 5s y el nuevo iPhone 6 en mano, la pantalla apenas se diferencia más que por el tamaño y contraste.

Hay un gran aumento de contraste en el nuevo iPhone y esto es visible cuando estás viendo fotografías. En aplicaciones y en la web no es tan perceptible. Tiene colores bien definidos y vibrantes, buenos niveles de brillo y un alto contraste.

En ángulos forzados de visión Apple hace uso de los pixeles de doble dominio para compensar cierta pérdida de luz. En la práctica ambos terminales son casi idénticos y soy incapaz de ver la diferencia ante dos fotografías idénticas en ambos dispositivos.

Rendimiento

El rendimiento de un smartphone debe superar al antecesor. Tenemos un nuevo procesador Apple A8 de 64-bits y 20nm. Es condenadamente rápido.

Velocidades de procesador aparte (algo que Apple no publica pero es de 1,29 GHz) y de la memoria RAM que el dispositivo tenga, Apple logra calibrar el sistema operativo para que la ejecución en su hardware sea impecable. Seguro, esta fórmula con el tiempo y con nuevas versiones de iOS se degrada, pero en nuevos dispositivos siempre es excelente. Es lo positivo de tener un sistema cerrado y que evitas nadie pueda modificar, decides el rendimiento de cada dispositivo.

El desempeño gráfico es excelente, juegos como Asphalt 8 o Real Racing están actualizados para usar Metal (utilidad para que la CPU y la GPU funcionen juntas) y  toda la potencia gráfica de su nuevo procesador. Lo cierto es que los juegos actualizados son espectaculares, aunque creo que hace una o dos generaciones atrás ya se consiguió llegar al mismo punto de gráficos que las consolas portátiles, esta no para de aumentar.

¿El problema? La mayoría de los desarrallodores de videojuegos usan este poder para llenar de destellos, suciedad y elementos realmente innecesarios los juegos. Y esto es muy visible en los juegos más descargados de carreras de coches como los que menciono. Otras pruebas gráficas como Epic Zen Garden si que muestran lo que es capaz de hacer, pero por ahora no es más que una demostración gráfica de Unreal.

Entonces, ¿para qué tanto poder gráfico? Simplemente para que se convierta en tu videoconsola portátil, algo que ya son. Solo esperemos encontrar juegos que de verdad exploten este poder.

¿Qué nos dicen aplicaciones de mediciones como GeekBench? Si te gusta saber las mediciones, estas son en mi unidad de prueba.

iPhone 5s iPhone 6
Single Core 1389 1623
Multi Core 2510 2911

Mejora la velocidad al mismo tiempo que mejora las características. Estos números quizá no te digan mucho, y quizá no hagan justicia al verdadero rendimiento del iPhone 6.

Batería

Esta es una de las mayores incógnitas del iPhone 6, el consumo de energía. Durante el uso que le he dado, desenchufándolo en la mañana llega a la noche con suficiente batería como para aguantar el resto de noche, incluso la mañana siguiente.

Con un uso bastante elevado de aplicaciones, notificaciones, cámara y uso de redes 3G, 4G y Wi-Fi, la batería llega a la noche alrededor del 30% de carga restante. Esta es una medición bastante personal y que cambia dependiendo de cada persona. No es lo mismo alguien que lo use siempre sin apenas conectarse a redes Wi-Fi, que el que lo use sobre todo para redes sociales, fotos, mensajería y vídeos.

Pero el desempeño de la batería es excelente, no excepcional y eso en los iPhone es desgraciadamente común. No puedo olvidarme de recordarte que las baterías se degradan con el tiempo. Mi iPhone 5s con menos de un año, es capaz de aguantar un día de uso intensivo, pero llegando a la noche con poca carga. Solo el tiempo podrá decirnos cómo de buena es la batería del iPhone 6, si realmente logra llegar al día y medio de uso, pasados varios meses.

Cámara

No hay comparación. Aunque con cada smartphone de gama alta que sale a la venta se dice que su cámara es la mejor, hay algo en la ingeniería de la cámara de los iPhone que la hacen espectacular.

Apple se ha olvidado de la carrera de los megapíxeles y apostó por sensores algo más grandes, mejor iluminados y sobre todo mejor óptica. Aunque mi técnica de fotografía no es gran cosa, los resultados de la cámara es siempre excelente. En bajas condiciones de luz tengo sentimientos encontrados por el nivel de ruido.

El nuevo modo de Time-lapse de iOS 8 agrega una nueva función, pero el resultado deja bastante que desear. Apple no ha usado una buena técnica de estabilización de imagen y aunque te da un vídeo en máxima resolución, aplicaciones como Hyperlapse de Instagram estabiliza mucho mejor. Y esto es raro, porque el estabilizador de vídeo es bueno.

Las fotografías en panorámica siguen usando la máxima calidad de la cámara. Fotografías en barrido que cuando logras estabilizarte y hacerlas correctamente siguiendo la línea, da unos resultados espectaculares. Esto se nota muchísimo cuando haces zoom, bien podrías estar viendo una simple foto más que la unión vía software de varias.

A rasgos generales, la cámara del iPhone 6 mejora, pero no a un paso agigantado. Sigo viendo problemas de ruido en condiciones de baja luz, que si bien es algo que ninguna marca ha logrado mejorar sustancialmente, no hay forma de hacer una gran foto de noche, ni con la ayuda de los dos Flash LED. Simplemente estas cámaras no sirven para fotos nocturnas.

Si quieres ver más fotos de prueba, tienes una galería en Flickr. Te recomiendo abrir las imágenes a tamaño completo para comprobar la calidad a máxima resolución.

En vídeo veo un gran salto. Aquí es donde de verdad la cámara del iPhone 6 me ha parecido interesante, en grabar gran vídeo sin dificultades, pero sin posibilidad de grabar en 4K.

El hardware del nuevo iPhone 6 permite grabar vídeo a 60fps. Esto quiere decir que es capaz de captar el doble de fotogramas por segundo que la anterior versión. ¿En que se transforma esto? En vídeos mucho más definidos, con transiciones más suaves y vistos en la pantalla del propio smartphone son un espectáculo visual. Cuando los descargas en tu ordenador y los los visualizas en alta definición, la verdad es que la calidad no parece la misma. Es decir, la calidad de los vídeos con el nuevo iPhone 6 es muchísimo mejor cuando lo ves en pantallas más pequeñas, aunque no hay ningún problema al verlos en tu televisor.

La grabación en slow-motion también ha mejorado. Sigue siendo capaz de grabar a 120 fps, pero agrega la velocidad de 240 fps. Sigue siendo en una definición de 720p, pero los resultados son buenos. Sigue sin ser una forma de grabación interesante en vídeos largos, es más para captar pequeños momentos, pero es algo que tener en cuenta cuando quieres hacer vídeos familiares o personales, simplemente porque el efecto es curioso, aunque no muy práctico.

Veredicto

Dice Apple que ha logrado un éxito de ventas con este nuevo iPhone a nivel mundial, incluso en España comentan fuentes internas que este ha sido el mejor lanzamiento desde el iPhone 3G.

No lo pongo en duda, aunque tendrán que probarlo, pero el iPhone 6 es una máquina excelente, bien diseñada, muy rápida, con una gran batería y una de las mejores cámaras que un smartphone puede montar en tan poco espacio.

¿Me compro un iPhone 6 si tengo un iPhone 5s? No. La actualización es innecesaria. Ganas un poco más de calidad en cámara y velocidad, pero no lo suficiente como para que sea necesaria la actualización.

¿Me compro un iPhone 6 si tengo un iPhone 5 o 4s? Si tienes un iPhone 5 me atrevería a decir que te esperes al iPhone 6s. Este sigue siendo un gran dispositivo que funciona perfectamente siempre que iOS 8 se lo permita. ¿Con un iPhone 4s o inferior? Sin duda, es el momento de cambiar. iPhone 4s con iOS 8 no funciona de la misma forma que con iOS 7 y más de dos generaciones es suficiente como para compensar lo que pagaste por tu móvil.

¿Me compro un iPhone 6 si tengo un Android? Complicada pregunta. ¿De que Android? ¿De qué tamaño de pantalla llegas? ¿Te importa cambiar de sistema operativo? Sigo creyendo que hay dispositivos Android que están a la altura del iPhone, como por ejemplo un HTC One M8 o un Galaxy S5. Es cierto que muchos de ellos sufren problemas de lag y las nuevas versiones de Android tardan en llegar, siguen siendo dispositivos igual de válidos para actualizarse. Si tienes ganas de un iPhone, da el salto ya que no suelen defraudar. Si has invertido bastante dinero en aplicaciones y tienes algunas que solo encuentras en Android, no creo que merezca la pena y puedes hacerte con algunos de los terminales de gama alta en Android.

Este es el mejor smartphone de Apple y por ahora uno de los mejores móviles que puedes adquirir. Si bien el precio es bastante elevado, estás pagando gran diseño, excelentes prestaciones y todo en una excelente experiencia.

Lo imperdible

  • Excelente calidad de cámara y grabación de vídeo.
  • Diseño simple y muy delgado.
  • Gran vida útil de batería.

Lo imperdonable

  • Poca memoria RAM, incomprensible con carga de nuevas aplicaciones.
  • Los bordes redondeados son perfectos para que se resbale de las manos.
  • La cámara sobresale y no es un “contra”, pero no un gran detalle.

Agradecemos a Iprotech la cesión de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus para fotografiarlos.
Fotografía: Marcelo Soto.