Europa dictamina que incrustar un vídeo en una web no es un delito

Europa dictamina que incrustar un vídeo en una web no es un delito

Una determinación del máximo organismo jurídico de la región que servirá de referencia para toda la Unión Europea sobre violaciones de copyright.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que un video protegido con copyright puede ser incrustado sin ningún problema por un tercero sin que esto signifique algún tipo de infracción para quien realice este embed, incluso si el material fue subido sin consentimiento.

Esta resolución se dio como respuesta a un caso derivado de una corte alemana —reportado por TorrentFreak— que giró en torno a una disputa entre la empresa de filtros de agua, BestWater International, y un par de individuos que trabajan como contratistas para un competidor.

BestWater acusó a los dos hombres de incrustar en un sitio web uno de sus videos promocionales. La principal queja fue que este material se había subido a YouTube sin la autorización de la empresa.

El Tribunal asegura que hacer el embedding de un archivo o video no es una violación a los derechos de autor de los creadores de contenido bajo las leyes europeas mientras no se altere o se comunique el material a un nuevo público. En el caso actual, el video ya estaba disponible en YouTube por lo que la incorporación no es vista como una nueva forma de “comunicación”.

Para esta decisión usó como referencia el veredicto de un caso previo en donde se determinó que realizar hipervínculos a obras establecidas no se establece como infracción de derechos de autor.