HTC pospone el lanzamiento de su smartwatch para 2015

HTC pospone el lanzamiento de su smartwatch para 2015

La compañía cree que aún no hay un producto con "un fuerte punto de vista" convincente en el mercado.

Respetada por más de un teléfono con características envidiadas por otros fabricantes para sus dispositivos, HTC no planea mostrar al público lo nuevo en vestibles, al menos en lo que resta del año a raíz de una mala planeación, aseguró Jason Mackenzie, director de HTC en América. Habrían puesto parte de su esfuerzo para lanzar su nuevo smartwatch en este periodo, pero “finalizó en no estar preparado.”

En su calendario marcan el día miércoles para mostrar algo al público, sin esperar que durante el mismo se presente el nuevo smartwatch de la compañía. Y no era de esperarse, pues aún no se han revelado detalles de su estrategia comercial, y mucho menos del nombre interno del producto.

HTC tiene una forma forma muy particular de reflexionar y reaccionar, haciendo la primera de ellas en lugar de ambas al mismo tiempo, pero esto le ha llevado tarde al mercado. Drew Bamford, el jefe de los laboratorios creativos de HTC ha supuesto que en realidad no han llegado tarde a este mercado, pues asegura que ningún fabricante ha hecho un producto que valga la pena colocarse en la muñeca.

Según Bramford, han aparecido montones de dispositivos vestibles por doquier, sin que realmente cuenten tengan un buen propósito, por lo que “no hay una buena razón para usar uno todos los días.” A esto le suma la estrategia de HTC para competir con mejores productos, basándose en el análisis del mercado:

Cuando llegamos al mercado con nuestro producto queremos asegurarnos que tenga un fuerte punto de vista y haya una razón muy convincente para colocárlo en tu muñeca.

Una buena estrategia es una nueva oportunidad para HTC de sobresalir en el sector de los relojes inteligentes, pero también desean hacerlo con tiempo y hacerlo bien, pues Bramford cree que actualmente “nadie lo ha hecho bien.”

En un nuevo desafío para la compañía, tendrá que lidiar con los actuales competidores y su mercado establecido, además de la llegada del Apple Watch y aceptar que en algún momento las cosas pueden complicarse, a no ser que lo hayan hecho bastante bien. El tiempo dirá.