Expectativas [NB Opinión]

Expectativas [NB Opinión]

El problema de DriveClub no es el retraso y sus servidores, sino las expectativas levantadas desde antes.

El año pasado, Monolith anunció que Shadow of Mordor vendría con un esquema llamado Nemesis System que vendría en cierta forma a “revolucionar” el modelo de los juegos de mundo abierto.

Cuando se anunció Borderlands: The Pre-Sequel, se dijo siempre que sería más Borderlands para la gente que gusta de Borderlands.

Forza Horizon 2 se anunció como una secuela que construiría sobre las bases del primer Horizon, la tecnología de Forza Motorsport 5, y que llevaría aún más allá aquello de “mundo abierto” en un juego de carreras.

Dicho y hecho: los tres juegos mencionados arriba cumplieron exactamente con lo que prometieron. Ni más ni menos (más en algunos casos, pero eso es debatible fuera de este contexto).

Esto lo traigo a colación considerando lo sucedido con DriveClub y cuya versión gratuita, a tres semanas de su lanzamiento, fue pospuesta de forma indefinida con un anuncio del propio Shuhei Yoshida.

Este anuncio podría haberlo firmado cualquier persona o simplemente nadie más que “Evolution Studios”. Pero que Yoshida ponga la firma es un indicador de que la situación en PlayStation se la están tomando bien en serio, como debe ser.

El problema no es el retraso

Si un juego se retrasa por X o Y motivo, normalmente es un “buuuu” para los que estaban esperando el producto en cuestión. Y está bien: a nadie le gusta que le retrasen ese juego que se espera por harto tiempo solo para saber que hay que esperar todavía más. Pero como se dice por ahí, shit happens y si los retrasos sirven para mejorar la calidad final, se aceptan y punto. Nadie se muere.

El problema más grave está cuando se hacen anuncios “para la galera” y en eso Sony tiene mucha, muchísima responsabilidad que no pueden eludir. No creo que nadie en PlayStation o Evolution hayan querido vender humo, porque a fin de cuentas esto es un accidente, una situación no prevista y que nadie querría que pasara. ¿Incompetencia del equipo de desarrollo? Lógicamente que sí, aunque esa es otra historia.

La pregunta es: ¿cómo se le explica esta situación a la gente que se suscribió a PS Plus solo para probar DriveClub (qué quizás no sean muchos, pero alguno debe haber)? ¿Cómo cambiar la percepción de todos esos que desembolsaron una cierta cantidad de dinero en algo que se prometió y que al final no llegó -o llegó a medias- y nadie sabe cuando lo hará?

Y eso sin mencionar que DriveClub era un juego clase 2013 y que se retrasó casi un año.

Yo puedo entender que esto pase: los proyectos de software son un monstruo complejo y lo de DriveClub no es primera vez que ocurre. SimCity y Diablo III fueron antes que él (y peor, porque esos ni siquiera se podían utilizar sin servidores).

Pero si se crean expectativas y luego no se cumple, la paciencia de la gente se agota y con justa razón. En ese sentido, 2K Australia, Monolith y Playground Games han dado una lección de competencia y sin haber hecho ningún aspaviento ni nada por el estilo. Simplemente, poniendo expectativas relativamente moderadas y manteniendo los anuncios y los discursos públicos en una escala apropiada.

A Sony hoy le están penando no exactamente los problemas del juego, sino las expectativas creadas desde antes. El resto tendrá que tomar nota para que no se repita.