Este meteorito tiene una estructura que parece una célula

Este meteorito tiene una estructura que parece una célula

Una extraña formación en un meteorito de 1.38 miles de millones de años asombra a los científicos.

El 28 de junio de 1911 un meteorito impactó en El-Nakhla, Egipto, y en su superficie tenía una estructura extremadamente similar a la de una célula. Una forma oval con una pared concéntrica que, según el Ian Lyon de la Universidad de Manchester, “remite, en muchas maneras, a las células fosilizadas encontradas en la Tierra”.

La estructura fue encontrada mientras se investigaba una muestra del meteorito, mismo que tiene una edad de 1.38 miles de millones de años y se desprendió de la superficie marciana hace 11 millones de años gracias a un impacto. La roca estuvo de tour por el Sistema Solar hasta que en, 1911, cayó en la Tierra.

Astrobiology Journal

Los resultados de los exámenes se pueden encontrar en la revista Astrobiology. Una serie de investigaciones químicas y estructurales se llevaron a cabo y concluyeron lo mismo: No hay evidencia que sugiera que la “célula” haya contenido material biológico, pero sí agua. También se sabe que la estructura no viene de Nakhla sino de Marte.

Esto es más evidencia para demostrar que Marte albergó agua, y por ende, que sus condiciones no siempre fueron tan adversas para la vida. También tenemos evidencia de la constante pelea con los meteoritos, cuyas colisiones podrían haber traído más agua o, incluso, bloques básicos para la formación de la vida.

La estructura en cuestión. // Astrobiology Journal.

Ahora la muestra del meteorito de El-Nakhla se sigue estudiando con el objetivo de buscar firmas biológicas en los materiales secundarios, algo que permitiría dar evidencia de que Marte alguna vez albergó vida. ¿Difícil? Sí. ¿Descabellado? No tanto.