El iPad Air 2 es extremadamente difícil de reparar

El iPad Air 2 es extremadamente difícil de reparar

Profesionales desarmaron el producto y se encontraron con varias dificultades.

Con un grosor de 6,1 milímetros, la iPad Air 2 es una tableta realmente delgada. Por eso cabe preguntarse cómo Apple coloca tantos componentes en su interior, entre procesador central, batería, pantalla y mucho más. Más importante aún: si está todo tan apretado, ¿qué tan fácil será de abrir y reparar el dispositivo?

Los profesionales del portal iFixit.com han tomado un ejemplar para desarmarlo con mucho cuidado, descubriendo diversos obstáculos que lo convierten en un aparato muy complicado para desarmar. Por ejemplo, el panel frontal y la retroiluminación LED ahora vienen unidas en una sola pieza, por lo que hay que cambiar todo en caso de fallas, incrementando el costo. Además, en lugar de tornillos se utiliza mucho pegamento para unir otras piezas, el cual pone cuesta arriba todo el proceso.

Y es que al ser tan complejo su desarme, en caso que una pieza falle y necesite ser cambiada las cosas podrían complicarse para el usuario, especialmente para aquellos que viven en países sin una Apple Store que se encargue del asunto, el cual puede ir desde una falla en una pieza pequeña hasta la típica rotura de la pantalla (la cual es particularmente difícil de retirar).

De hecho, iFixit.com le entregó un puntaje de 2 a la tableta, siendo 10 el máximo y óptimo resultado para aquellos dispositivos que son fáciles de reparar. Pero al parecer, el iPad Air 2 no es el caso.