El futuro del SMS es la verificación

El futuro del SMS es la verificación

No somos capaces de encontrar el último SMS enviado, pero si varios recibidos con códigos de seguridad.

La llegada de aplicaciones como BBM en un principio o WhatsApp para la gran mayoría ha eliminado prácticamente la necesidad del SMS. Estas aplicaciones permiten mandar mensajes de forma gratuita contra tu tarifa de datos y aunque con sus caídas de servicio, son bastante estables.

¿El futuro del SMS es morir y olvidarnos de él? No lo es.

Los mensajes de texto aun tienen una característica fundamental donde sigue ganando al resto: está integrado en todos los móviles del mundo y funciona sin cobertura 3G. Simplemente funcionan.

Fueron las operadoras quienes con astronómicos precios mataron el SMS, pero puede tener un futuro, como método de verificación.

Twitter presentaba una serie de herramientas para desarrolladores móviles, entre las que se encuentra la nueva plataforma Digit. Está pensada para que cualquier aplicación que necesite de registro e identificación use la plataforma de Twitter para confirmar tu identidad con un mensaje SMS.

¿Por qué SMS y no una notificación push o vía una aplicación? El primer problema suele ser la cobertura, los SMS suelen ser muy rápidos en llegar y en sistemas operativos como Android, la aplicación que pide autentificar puede saber cuando llega ese mensaje en especial. El segundo problema es que no todo el mundo usa Twitter u otra aplicación de base que sirva como autentificación.

En mi smartphone puedo revisar mi listado de mensajes enviados que no soy capaz de ver la última vez que mandé un SMS, pero al contrario, puedo ver que el 94% de los SMS que me llegan son de códigos de seguridad que alguna aplicación me ha pedido para autentificarme.

Esto es verdaderamente importante para la autentificación en dos pasos, vital para muchos usuarios que quieren tener doble seguridad, aparte de una contraseña, en cuentas de servicios en internet.

Ese es el futuro del SMS. Y es bueno que por fin se encuentre un verdadero uso tras movernos a otras plataformas para comunicarnos.

Foto portada (cc) Toni