Una baya australiana que ataca los tumores en cinco minutos

Una baya australiana que ataca los tumores en cinco minutos

Cinco minutos después de la primera inyección se aprecia mejoría en los pacientes que reciben este nuevo compuesto proveniente de una baya australiana.

Después de ocho años de investigación en el instituto QIMR Berghofer en Australia, el doctor Glen Boyle ha encontrado una baya que tiene unas increíbles propiedades en contra del cáncer. Los resultados se derivan de tratamientos experimentales con un suero que se han llevado a cabo en caballos, perros y gatos y prometen mucho para tratar los tumores y el melanoma en la cara y el cuello.

La baya, que lleva el nombre EBC-46, crece solamente en Norte de Queensland, una región en el noreste de Australia, y se ha utilizado para sintetizar un suero que reduce el tiempo de tratamiento de un par de semanas a cuestión de días. El suero es inyectado en la región enferma y los resultados se pueden apreciar en menos de 5 minutos.

Aquí se ve la evolución del cáncer en un perrito de nombre Oscar, antes de la inyección y 15 días después.
QIMR BERGHOFER MEDICAL INSTITUTE

Cinco minutos después de la primera inyección la zona se torna de un color púrpura, al día siguiente el tumor se torna negro y un par de días después se desprende; una evolución increíblemente rápida. Este tipo de tratamiento sería, potencialmente, un acompañamiento a la cirugía o a la quimioterapia, no un reemplazo.

Los problemas actuales del tratamiento, obviando que aún no se han llevado a cabo pruebas clínicas en humanos, radican en (a) la dificultad de obtener la baya, (b) la aplicación y (c) su inutilidad para tratar casos de cáncer metastásico.

(a)  La baya es, según Glen, “particularmente especial para escoger donde crece” y (b) el tratamiento está limitado a zonas donde se pueda inyectar directamente. Aunque estos “problemas” no han disuadido a QBiotics, una compañía de biotecnología, para obtener permisos, y fondos, para continuar con la investigación.

En caso de que se demuestre su efectividad en pacientes humanos podría ser una excelente opción para el tratamiento del cáncer en pacientes demasiado débiles para enfrentar una ronda de quimioterapia o la anestesia general de una cirugía.

La baya EBC-46 //
QIMR BERGHOFER MEDICAL INSTITUTE

Hasta el momento se desconoce por qué la baya produce el compuesto o cómo funciona, pero en un futuro cercano podría ser una opción más para atacar el cáncer y mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren de él.