ALMA descubrió un "salvavidas" en un sistema binario

ALMA descubrió un "salvavidas" en un sistema binario

ALMA ha detectado una estructura jamás antes vista a 450 años luz de la Tierra.

El Observatorio ALMA ha detectado una serpentina de polvo y gas que fluye desde fuera hacia el interior de un sistema de estrellas binarias, una forma nunca antes vista que es la responsable de mantener a un segundo disco de formación planetaria. Es decir, ALMA ha detectado un salvavidas para la formación de planetas y los resultados se publican hoy en la revista Nature.

El grupo de investigación fue dirigido por Anne Dutrey, del laboratorio de Astrofísica de Burdeos en Francia y se encargó de observar la distribución de gas y polvo en GG Tau-A, un sistema estelar múltiple relativamente joven, unos pocos millones de años, en la constelación de Tauro a 450 años luz de la Tierra.

GG Tau-a tiene una rueda dentro de otra rueda. El disco interno tiene una masa similar a la de Júpiter y es un misterio para los astrónomos, porque pierde masa a una velocidad que parece ser imposible. La masa que migra hacia la estrella central debería de haberse terminado hace mucho tiempo.

Tratando de investigar esto ALMA descubrió que en la región entre ambos discos existen aglomeraciones de polvo y gas, lo que ha causado un equilibrio que permite que ambos discos sigan existiendo, un salvavidas para ambos discos. Y es en estos discos donde se lleva a cabo la formación planetaria, por lo que este descubrimiento de ALMA podría introducir un gran numero de nuevas ubicaciones posibles para la búsqueda de exoplanetas.

La primera fase de la búsqueda de estos planetas se centró en estrellas similares a nuestro Sol, pero ahora se sabe que una gran cantidad de planetas orbita sistemas binarios, justo como Tau-A por lo que este mecanismo “salvavidas” es, también, una fábrica de planetas.