[metroimage ids=”38-286389,38-286391,38-286393,38-286396,38-286401,38-286404,38-286407,38-286409,38-286410,38-286413,38-286414,38-286417″ imagesize=”large”]

Alan Eustace rompe el récord de caída libre desde 41.150 metros

Con 57 años y un bajo perfil, logra romper el récord de Felix Baumgartner por 2.352 metros más.

Hace dos años todo el mundo estaba atento a lo que el austriaco Felix Baumgartner estaba haciendo. Ni más ni menos que romper el récord de caída libre. Lo consiguió. Saltó desde 39,068 metros y todo el mundo lo estuvo viendo en directo vía YouTube.

El salto de Baumgartner logró atraer las miradas de todo el mundo gracias al apoyo de una gran marca especialista en hacer ruido como es Red Bull. Pero no solo era una promoción de una marca, gracias a su salto se estudió el impacto de caídas a tanta velocidad y desde tanta altura, un estudio que se podría implementar en el desarrollo de trajes espaciales en un futuro muy cercano.

Y ayer un hombre de 57 años desconocido por todo el mundo, rompió el récord al saltar desde 41.150 metros. Ha sido Alan Eustace, Vicepresidente Senior de Conocimiento en Google. Sin el apoyo de grandes marcas famosa o incluso de dar mucha publicidad, ha logrado este récord.

Por la ciencia. Por la aventura.

© Paragon Space Development Corporation

El proyecto se ha llamado StratEx y está principalmente patrocinado por la empresa Paragon Space Development Corporation que se ha encargado junto a Alan Eustace del diseño, crear el sistema de soporte de vida, gestionar los sistemas de desarrollo y conducir las operaciones del salto.

Meses de preparación, nervios y ni más ni menos que 2 horas y 20 minutos de ascenso hasta llegar a los 41.150 metros, Eustace se desenganchó del globo que le ayudó a subir, para lograr aterrizar en unos 15 minutos.

Eustace caía a una velocidad máxima de 1.322 kilómetros por hora, suficiente como para marear y hacerse repensar sus prioridades al más valiente. Rompió la barrera del sonido, superando el récord de Baumgartner. Y aun así, no había millones de personas viendo su descenso.