Adopción de iOS 8 no rebasa el interés de iOS 7 del año pasado

Adopción de iOS 8 no rebasa el interés de iOS 7 del año pasado

Ambas versiones comparten el 47% del mercado, con el mínimo interés de actualizar a iOS 8.

No hace mucho iOS 8 hizo oficial su descarga, y de esta forma cualquiera pudiese probar lo nuevo de Apple para sus dispositivos iPhone, sistema operativo que se atribuía de nuevas y mejores características. Sin embargo, su adopción no ha sido tan relevante como lo fue con iOS 7 en tres semanas después de su lanzamiento alcanzando el 60%, respecto al año anterior.

Actualmente, tanto iOS 8 y iOS 7 se dividen en partes iguales el mercado de dispositivos iPhone con un 47%, y el resto lo ocupan las versiones anteriores a dichas versiones. Por supuesto, el predecesor del nuevo iOS podía ser instalado a un iPhone 4 en adelante, pero ahora como mínimo sólo puede ser instalado en un iPhone 5 o superior.

Los problemas de software que trajo consigo iOS 8 desde su lanzamiento público pudieron retrasar la adopción en primer lugar, como la tardía aparición de HealthKit, que debió su reparación en la actualización de iOS 8.0.1, pero la cual provocaba la pérdida de señal e indisposición del TouchID en los nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus. En tan sólo un día, Apple tuvo que lanzar la siguiente actualización, únicamente de reparación.

Además, para la instalación de la nueva versión de iOS se requiere un mayor espacio de almacenamiento, por lo que usuarios de teléfonos iPhone con 8 o 16GB no tendrían la suerte que sus hermanos con dispositivos de 32GB o más.

Aparentemente, la inclusión de nuevas características al sistema operativo no fue suficiente para que el usuario deseara probarlo. Quizás se plantee esperar a que alcance una cierta estabilidad, pero el que no arriesga no aprovecha lo nuevo. Aunque claro, la experiencia de usuario es primero, y Apple por nada del mundo deberá ignorar las exigencias del mismo.

Imagen: (cc) Alvy / Microsiervos