No hace falta irse a la deep web, en Instagram también se vende droga

No hace falta irse a la deep web, en Instagram también se vende droga

La venta de droga es una realidad en Instagram, al igual que en otras redes sociales.

Siempre se ha relacionado a la deep web como una forma anónima de conectarse a internet, y claro, anonimato es para mucha gente sinónimo de ilegalidades. No se puede ser un cínico ni decir que no es cierto, tan solo hace falta conectarse un rato mediante Tor y ser mínimamente ágil para encontrar sitios donde venden drogas.

El anonimato que proporciona Tor y sumado a los sitios de la llamada “deep web” han provocado muchos conflictos, siendo el cierre de Silk Road uno de los casos más sonados de los últimos años. Internet proporciona ante todo una vía de comunicación entre personas, de la misma forma que lo ha proporcionado el teléfono, pero no se puede juzgar una herramienta o un servicio por unos pocos.

La realidad es que en el caso de drogas, armas y todo tipo de temas delictivos, no hace falta irse muy lejos para encontrar un verdadero mercado expuesto a cualquiera, tan solo hay que ver como Instagram lleva tiempo siendo una de las redes sociales donde la compra de droga está siendo un verdadero problema para Facebook.

Facebook e Instagram llevan luchando contra la venta de sustancias ilegales bastantes meses, desde que a finales de 2013, BBC publicase un artículo acerca de la facilidad que personas tenían para vender sustancias ilegales.

La venta de drogas en internet es una realidad desde hace muchos años. De cierta forma, internet no es más que un reflejo aumentado de nuestra sociedad, donde se puede encontrar lo mejor y lo pero. ¿Pero por qué la venta de drogas en Instagram está siendo tal problema? El problema está en la exposición de drogas de una forma tan gráfica.

No hay que pensar mucho para encontrar perfiles en Instagram que venden drogas. Muchos de estos perfiles ponen fotos de productos disponibles y un nombre de usuario en alguna aplicación – como Kik Messenger – para ponerte en contacto.

Es bastante revelador cómo algunos vendedores usan estas redes sociales para vender drogas. El motivo es simple, existe una base de usuarios joven que son el público perfecto para vender drogas de una forma directa y discreta. O por lo menos eso es lo que intentan mostrar, porque cuerpos de seguridad colaboran con ciertos servicios para lograr identificar a los vendedores. Aunque saben como esconderse.

Esta es una reciente captura que he tomado de una tienda de venta de drogas de gran reputación en la llamada “deep web“.

Y esta captura la he tomado a unos minutos de terminar este artículo en Instagram, de nuevo, sin mucha dificultad.

Drogas en Instagram. | Captura (cc) FayerWayer.com

¿Cuál es la diferencia? Tan solo la plataforma donde se anuncian estos productos. Ni Tor es sinónimo de drogas y delincuencia, ni lo es Instagram. En su sección de guía para la comunidad de Instagram se deja claro el uso de este tipo de contenidos.

[…] tomaremos la acción apropiada, que puede incluir informar a las autoridades. Además, no está permitido completar transacciones que involucran bienes regulados en nuestra plataforma.

Esto no va a detener a las personas que creen pueden hacer dinero con drogas en Instagram, en Twitter, Facebook o, simplemente nombra cualquier sitio donde exista un público muy general.

Las redes sociales no son el problema

¿Quiere decir esto que deberías cerrar tu cuenta de Instagram? ¿Quitarle el acceso a tus hijos de Instagram? Esa es quizá una de las peores ideas que se podrían tener, quitarle acceso a una herramienta a alguien porque hay contenidos ilegales en alguna de estas aplicaciones.

No, no debes ni eliminar ni restringir el acceso a nadie a Instagram o a cualquier red social por estos temas. La venta de drogas y la venta de sustancias y objetos ilegales son algo que simplemente no se puede parar mientras exista alguien que lo está buscando. Si bien internet nos ha dado más facilidades para encontrar este tipo de contenidos, estas aplicaciones/redes sociales también proporcionan una forma de informarles que el contenido es inapropiado.

Si encuentras un perfil de este tipo, repórtalo. Si encuentras a un amigo o familiar comprando drogas, ayúdalo a comprender su problema. No culpes el canal, si no quien accede a él.